La contratación pública se hunde un 40%, a niveles de 2014

El Gobierno no ejecutó el 30% del Presupuesto en 2020

Construcción de la Autovía del Almanzora, en Almería
Construcción de la Autovía del Almanzora, en AlmeríaJUNTA DE ANDALUCÍA JUNTA DE ANDALUCÍA

La contracción de las licitaciones y las concesiones públicas y los confinamientos y restricciones de la actividad empresarial y a la movilidad puestas en marcha por el Ejecutivo para contener la pandemia se reflejaron muy negativamente en los resultados del sector de la construcción del ejercicio 2020. Según el Análisis del Sector Infraestructuras, que ha presentado el balance final del pasado año y las previsiones para 2021, presentado por la patronal de las constructoras Seopan, la licitación pública en obra civil se redujo un 25% hasta los 8.364 millones, la tercera mayor caída desde 1996. Por su parte, la contratación pública se hundió un 40% con 6.348 millones en 2020, el tercer descenso más significativo de toda la serie histórica. Ambos indicadores cerraron en niveles de 2014.

Buena culpa de esa caída la tiene la falta de inversión pública ministerial, especialmente en el caso de los Ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que sólo presupuestaron el 70% de su techo máximo presupuestario.

Esta situación, tal y como afirma Julián Núñez, presidente de la Asociación, se debe a «los retrasos injustificados» en los procedimientos de licitación y adjudicación de contratos, pero también a las ofertas «con precios anormalmente bajos» y a la «elevada judicialización de los problemas» derivados del cumplimiento de los contratos. Según ha advertido, en los últimos 14 años el Estado ha dejado de ejecutar un total de 41.100 millones de euros, lo que ha evitado la creación de 48.000 puestos de trabajo anuales y 20.000 millones de euros al Tesoro Público como consecuencia del pago de impuestos y las cotizaciones sociales.

El departamento gestionado por José Luis Ábalos ha sido uno de los más castigados por las restricciones de movilidad. Su Ministerio amasó 2.044 millones, un 60% menos que el año anterior. Por programas concretos, son las autopistas y las autovías estatales o autonómicas las más afectadas, con caídas de hasta un 37% y un 35% de licitaciones, respectivamente. La edificación lo hizo en un 18% y las concesiones sufren una grave caída con recortes del 77% respecto al año anterior. Por último, la obra civil cayó un 0,9% y la edificación no residencial un 3%.

Las comunidades autónomas también redujeron sus licitaciones en un 16,1% con respecto al ejercicio anterior, con una diferencia de hasta 5.000 millones de euros totales. Los ayuntamientos, por el contrario, mostraron una tendencia creciente con un 0,8% más.