El Gobierno anuncia una dotación de 11.000 millones adicionales para pymes y autónomos

Sánchez asegura que el pago de salarios de los ERTEs y las prestaciones “asciende a unos 40.000 millones de euros de ayudas directas

Thumbnail

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado una dotación compuesta por 11.000 millones de euros destinada a pymes, autónomos y empresas. El objetivo del Ejecutivo socialista es poder crear un colchón para los negocios más ahogados, como la hostelería, el turismo o el comercio.

En su intervención durante la sesión de control ante el Pleno del Congreso, Sánchez afirmó que con esta dotación se busca “reforzar la solvencia de los balances”, así como “hacer las inversiones necesarias” de cara a incentivar tanto la actividad laboral como la contratación de nuevos trabajadores.

El presidente del Gobierno explicó que el pago de salarios de los ERTEs y las prestaciones “asciende a unos 40.000 millones de euros de ayudas directas”. Por ello, el Ejecutivo ha tenido que disponer del 20% del PIB para cubrir las necesidades de los ciudadanos “en un ejercicio de protección nunca antes visto”.

En este porcentaje se incluyen los avales públicos del ICO, las pagas de los ERTE y las transferencias a las comunidades autónomas. Estas últimas, desde el inicio de la pandemia, quedan tasadas en 24.000 millones de euros. Estas cantidades se destinaron al refuerzo sanitario de los territorios, así como para inyectar ayudas lo más directas posibles a los ciudadanos puesto que son las propias autonomías las que imponen sus restricciones.

Ayudas europeas

Este lunes se dio luz verde desde la Comisión Europea a la inyección de fondos para soliviantar el impacto del coronavirus en España. De la dotación total de 750.000 millones anunciadas por el organismo, España podría beneficiarse de 140.000, cifra equivalente al 11% total del PIB. De dicha cantidad, la mitad será destinada a ayudas a fondo perdido.

Esta medida busca ayudar a los más necesitados en forma de subvenciones directas, anticipos reembolsables, garantías, préstamos o capital a empresas de todos los tamaños y activas en cualquier sector financiero. El objetivo es dotar de liquidez a las empresas que hayan visto caer su facturación en, al menos, un 30% debido a la epidemia.

Los hosteleros, colapsados

Uno de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus ha sido el hostelero. El comercio, que únicamente ha sobrevivido (si es que lo ha hecho) gracias al negocio online, también ha sido vapuleado por la pandemia. Por ello, ambos decidieron unirse para exigir ayudas “directas compensatorias y urgentes” a las Administraciones por valor de 12.500 millones de euros, de los cuales 8.500 irían a la hostelería y 4.000 al comercio.

Las patronales de ambos sectores -agrupadas en Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), Amicca, Asociación Nacional de Centrales de Compra y Servicios (Anceco), Confederación Española de Comercio (CEC), Comertia, Eurelia, Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE), además de Hostelería de España y de Marcas de Restauración, que representan a bares y restaurantes- advirtieron que si no se confirman en un espacio de tiempo “razonable” las ayudas directas prometidas a estos dos sectores, se iniciarán miles de demandas judiciales contra todas las administraciones públicas para reclamar el total solicitado -los 12.500 millones- a través de los tribunales en concepto de indemnizaciones por pérdidas.

Tal y como aseguraba la portavoz de hostelería y secretaria general de Marcas de Restauración Paula Nevado se necesitan “ayudas directas compensatorias” para paliar la situación. En total, se cifra que la actual crisis del coronavirus ha destruido 148.000 negocios, ha generado unas pérdidas de facturación de 82.000 millones de euros y ha arrasado con cerca de 500.000 empleos.