La producción industrial modera su caída en febrero hasta el 3,4%, pero sigue lastrada por la moda y el motor

Aunque atenúa su retroceso en 3,6 puntos en comparación con el dato de enero (-7%), encadena dos meses consecutivos de tasas negativas

Imagen de una tienda de ropa situada en el centro de Madrid
Imagen de una tienda de ropa situada en el centro de MadridAlberto R. RoldánLa Razón

La producción industrial retrocedió un 3,4% en febrero en relación al mismo mes de 2020, moderando en 3,6 puntos la caída experimentada en enero (-7%), siendo la fabricación del calzado y cuero, la producción textil, la fabricación de materiales de transporte y la industria del motor las actividades con mayor desplome. Las caídas del Índice General de Producción Industrial (IPI) se han ido moderando desde que en marzo de 2020 la mayor parte de las industrias tuvieron que paralizar su actividad, aunque con el descenso descenso interanual de febrero, la producción industrial encadena dos meses consecutivos de tasas negativas en lo que va de 2021, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El pasado 2020, el año de la pandemia, ya comenzó a la baja, con reducciones en la producción del 4,3% en enero y del 0,4% en febrero, que, a partir de la declaración del estado de alarma, llegaron a ser del 12,1% en marzo, del 34,1% en abril y del 28% en mayo, para después moderarse al 10,1% en junio y el 6,2% en julio. Se encadenaron así 11 meses de descensos hasta la tasa positiva de diciembre de 2020, cuando la producción industrial creció un 2,2% en comparación con el mismo mes de 2019.

La evolución del índice este pasado mes de febrero estuvo marcada por caídas anuales en todos los sectores de la producción. El mayor retroceso se lo anotaron los bienes de equipo, con una disminución interanual del 9,4%, seguido de los bienes de consumo duradero (-2,9%); los bienes de consumo no duradero (-2,2%); los bienes intermedios (-1,1%), y la energía (-1%).

Por ramas de actividad, las que más recortaron su producción en febrero fueron la industria del cuero y del calzado, con un retroceso interanual del 27%, la fabricación de otro material de transporte (-17,4%), la confección de prendas de vestir (-16,9%) y la fabricación de vehículos de motor, remolque y semirremolque (-13,8%). En el lado contrario, las actividades que despuntaron por sus ascensos interanuales fueron la producción en la industria de la madera y el corcho (+5,6%) y la fabricación de otros productos minerales no metálicos (+5,5%).

La producción industrial cayó en todas las comunidades autónomas salvo en Cantabria (+12%), Galicia (+4,8%), Extremadura (+4,1%) y Castilla y León (+3,2%). Los mayores descensos anuales en el mes de febrero corresponden a Baleares (-14%), Canarias (-12,3%), Aragón (-7,5%) y Andalucía (-7,3%).

Datos corregidos a efectos estacionales y de calendario

Los datos corregidos de efectos estacionales y de calendario muestran que la producción industrial registró en febrero una caída interanual del 2,1%, moderando en dos décimas el retroceso de enero (-2,3%). En términos mensuales (febrero sobre enero), y dentro de la serie corregida, la producción industrial no experimentó variación, en contraste con el descenso del 0,8% registrado en enero.

Tres sectores registraron en febrero tasas mensuales negativas, especialmente la energía (-2,6%), seguido de los bienes de equipo (-1,8%) y los bienes de consumo duradero (-0,2%). Por contra, la producción subió respecto a enero en los bienes de consumo no duradero (+1,3%) y en los bienes intermedios (+0,8%).

Por ramas de actividad, los incrementos mensuales más acusados de la producción se dieron en otras industrias extractivas (+8,8%), coquerías y refino de petróleo (+8,7%) y en la fabricación de productos farmacéuticos (+6,9%). En el otro extremo, los mayores retrocesos mensuales fueron para la fabricación de vehículos de motor (-14%), la industria del tabaco (-11,3%) y la industria textil (-11%).