¿Y si no hay pilotos de avión para traer a los turistas en verano?

Las aerolíneas advierten de que la campaña peligra por la falta de vacunación de las tripulaciones. La incidencia de contagios de coronavirus en el colectivo duplica la de población general, según el Colegio de Pilotos

Imagen de dos pilotos en la cabina de un avión

UMU
01/10/2020
Imagen de dos pilotos en la cabina de un avión UMU 01/10/2020 UMU

El verano está a la vuelta de la esquina y este año más que ninguno, el sector turístico se juega mucho. Después de una temporada, la de 2020, que comenzó con muchas esperanzas y acabó medio arruinada por el avance de la pandemia del coronavirus, que truncó las ya de por sí modestas previsiones de recuperación que había hecho el sector; esta industria, que aportaba más del 10% al PIB español antes del coronavirus, no se puede permitir otro tropiezo. Y para que el turismo se recupere, son clave tanto la llegada de visitantes extranjeros como un importante avance de la vacunación que convierta a España en un destino seguro. Pero para que estos turistas lleguen, es fundamental que un sector, el aéreo, opere con normalidad. Y, a día de hoy, existe el riesgo de que no lo haga por la falta de vacunación de las tripulaciones de los aviones.

Organizaciones vinculadas al sector aeronáutico se han unido para solicitar la vacunación de las tripulaciones aéreas. Quieren que se les considere como un colectivo esencial y se les vacune de forma urgente para garantizar que el sector pueda operar con normalidad en la temporada estival. Estos colectivos, que han enviado esta mañana una carta al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, al Ministerio de Sanidad y al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para reclamar esta vacunación, consideran que la aviación es un sector estratégico y es prioritario vacunar a sus trabajadores para evitar cancelaciones en plena temporada estival. “Si el proceso de vacunación no se realiza con previsión suficiente, muchos pilotos y tripulantes de cabina pueden verse impedidos para volar, dejando aviones en tierra en un momento especialmente decisivo para la recuperación del turismo”, ha advertido el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Javier Gándara, que también ha reclamado la medida. Gándara no habla por hablar. En EE UU, Delta Airlines se ha visto obligada a cancelar hasta 100 vuelos en un fin de semana ante la falta de tripulaciones que no pudieron volar como estaba previsto por haber tenido que acudir a su cita de vacunación.

Para evitar esta situación, ALA considera necesario que se posibilite a las compañías aéreas gestionar a través de sus servicios médicos y mutuas la vacunación de sus tripulaciones. De este modo, explican, se podría planificar de forma ordenada y con suficiente previsión la administración de las dosis, proteger a dichos colectivos y asegurar así la continuidad de su operativa. La asociación defiende que esta “autogestión” de la vacunación se extienda asimismo al personal de tierra encargado de las operaciones en los aeropuertos.

Afectación del sector

La preocupación del sector aéreo por la vacunación no tiene sólo que ver con los posibles problemas de organización que, como en el caso de Delta, pudieran motivar la suspensión de vuelos. Nace también de la incidencia que la propia pandemia está teniendo en el sector. Según un estudio de Copac, un 15% de los pilotos se han contagiado de Covid-19, frente al 7,2% de la población de España. Estas organizaciones se basan para pedir la vacunación del sector aéreo en las recomendaciones tanto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de las principales organizaciones del transporte aéreo -OACI, EASA e IATA- y asociaciones internacionales de profesionales del sector -IFALPA e ITF-. Todas han recomendado firmemente incluir a las tripulaciones dentro de los grupos de vacunación prioritaria debido a la movilidad inherente a su trabajo y el riesgo que podría suponer dicha movilidad como vector de transmisión. Consideran, además, que el aumento del tráfico aéreo previsto para los próximos meses debe ir acompañado de medidas adicionales de protección sanitaria para los trabajadores que lo harán posible, y que se expondrán a nuevos focos de contagio en diferentes lugares del mundo.

Los desplazamientos constantes a diferentes países y las condiciones de trabajo en entornos con alta densidad de personas de diferentes procedencias, como pueden ser aeropuertos, hoteles, vehículos de transporte, etc., “aumenta exponencialmente el riesgo de contagio. La vacunación de las tripulaciones aportará una mayor seguridad sanitaria al transporte aéreo y a los usuarios”, aseguran estas organizaciones.

El Colegio de Pilotos también recuerda que hay otros servicios esenciales desarrollados por pilotos, como la lucha contra incendios, los servicios búsqueda y salvamento o el transporte medicalizado, cuyo funcionamiento debe estar garantizado a nivel nacional, protegiendo a los profesionales frente a la Covid-19.

La carta remitida hoy está firmada por la Asociación Española de Pilotos (AEP), la Asociación Española de Tripulantes de Cabina (AETCP), la Asociación Profesional de Controladores de Tráfico Aéreo (Aprocta), la Asociación de Víctimas de vuelo JK5022 (AVJK5022), el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (Copac), la Federación Internacional de Víctimas de Accidentes Aéreos y sus Familias (Fiaaf), el Sindicato Candidatura Independiente de TCP, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), el Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Líneas Aéreas (Sitcpla), el Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas (Stavla), la Sociedad Española de Medicina Aeroespacial (SEMA), la Unión Sindical de Controladores Aéreos (Usca) y el sindicato USO.