Nueva factura de la luz: cómo saber si soy del mercado libre o del mercado regulado

Ambos comparten dos componentes de la factura, los peajes y los impuestos, y se diferencian por el precio de la electricidad consumida

Thumbnail

Este próximo martes 1 de junio entrará en vigor la nueva estructura de la factura eléctrica que se basa en la discriminación horaria y da un mayor peso al término variable (consumo) frente al fijo. El término variable, es decir, el coste de la energía que se consume, pasará a pesar el 75% en la factura para el usuario doméstico, frente al 60% actual. Mientras, el término fijo, lo que se paga por recibir el servicio aunque no se consuma, y que está compuesto por peajes de transportes y distribución, cargos al sistema eléctrico e impuestos, bajará del 40% al 25%.

De esta manera, los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC) con una potencia contratada inferior a 15 kW, principalmente domésticos, pasarán a pagar en base a tres tramos horarios (punta, llano y valle) y, además, podrán contratar dos potencias diferentes: una para los periodos punta y llano y otra para el valle, para ajustarlas a sus necesidades. No obstante, los usuarios del mercado libre también notarán los efectos de estos cambios, aunque de manera distinta, ya que las comercializadoras deberán adaptar el precio del contrato para trasladar la variación del componente regulado de la factura.

Para los consumidores acogidos al PVPC estos cambios se aplican de manera automática. En el caso de los clientes en mercado libre, la comercializadora le avisará de posibles cambios con antelación. Para saber en qué medida le afectará, estas indicaciones le ayudarán a averiguar si tiene una tarifa PVPC o una del mercado libre y cuáles son sus diferencias.

¿Cómo sé si tengo una tarifa PVPC o del mercado libre?

Hay dos formas de saber qué tipo de tarifa tiene contratada. En todos los recibos, independientemente de la compañía eléctrica, aparece un apartado con los datos del contrato. En el punto que describe el tipo de contrato aparece “tarifa PVPC” o tarifa regulada”. También se puede consultar en el área de clientes de la compañía. En el apartado de contratos podrán encontrar el nombre de la tarifa acordada-

Otra manera de comprobar si pertenece al mercado regulado o al libre es mirar el nombre de la compañía eléctrica que aparece en la factura. Las empresas utilizan un nombre diferente en función de si el cliente está en el mercado libre o tiene una tarifa PVPC. Para ver la diferencia, Iberdrola adopta el nombre Iberdrola Clientes S.A.U. para el mercado libre y Curenergía Comercalizador de Último Recurso S.A.U. para los clientes con tarifas PVPC. Endesa se llama Endesa Energía S.A. para el mercado libre y Endesa Energía XXI, S.L.U. para el mercado regulado. Y Naturgy, Naturgy Iberia S.A. para el mercado libre y Comercializadora Regulada Gas & Power, S.A. para el regulado.

Además, si este corresponde con alguna de las ocho comercializadoras de referencia, probablemente se tenga contratada la tarifa PVPC. Estas son: Energía XXI (Endesa); Curenergía (Iberdrola); Régsiti (Grupo Repsol); Baser COR (EDP); Gas & Power (Naturgy); CHC COR; Teramelcor S.L.; y Energía Ceuta XXI. No obstante, esto no es determinante, ya que estas comercializadoras también ofrecen tarifas del mercado libre.

¿En qué se diferencian el mercado libre y el regulado?

En España existen dos mercados de electricidad, el libre y el regulado. Ambos mercados comparten dos componentes de la factura, los peajes, que sirven para cubrir los costes de transportar y distribuir la energía hasta los hogares, y los impuestos, compuestos por el Impuesto Especial sobre la Electricidad (5,11%) y el IVA (21%).

El componente que diferencia estos mercados es el precio que se cobra por producir electricidad. En el mercado libre, el precio se fija entre la comercializadora y el cliente, por lo que el consumidor sabe de antemano lo que va a pagar. Mientras, con la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) el precio cambia cada día y cada hora en función de lo que dicta el mercado mayorista de electricidad.

Esto implica, por ejemplo, que el precio será más caro en verano y en invierno, debido al aumento de demanda energética. Todas esas fluctuaciones hacen que, con esta tarifa PVPC, sea muy difícil establecer de antemano lo que se pagará por la luz, explica la Organización de Consumidores y Usuarios.