Renta 2020: estas son las sanciones por hacer la declaración fuera de plazo

El castigo variará en función de si el resultado es a devolver o a pagar, del tiempo que haya pasado y de si soluciona el error por voluntad propia o Hacienda le envía un requerimiento

Imagen de archivo de una persona con dolor de cabeza
Imagen de archivo de una persona con dolor de cabeza

El plazo para presentar la declaración de la Renta se acerca a su fin. Este 30 de junio acabará la campaña correspondiente al ejercicio fiscal de 2020. Los que prefieran rendir cuentas ante Hacienda por teléfono, con el “Plan Le Llamamos”, o de forma presencial, deberán tener en mente que el plazo para solicitar cita previa acaba un día antes, el 29 de junio. Pero además, la fecha de finalización de la campaña se adelanta aún más, al 25 de junio, para todos aquellos contribuyentes cuya declaración les salga a pagar y quieran domiciliar el pago. Aunque todavía hay varios días de margen para cumplir con las obligaciones tributarias, si lee este artículo después del 30 de junio porque se le ha pasado hacer la declaración, le conviene saber que este despiste viene acompañado de una serie de multas y sanciones.

La cuantía de la multa puede ser de hasta el 150% de lo que debe, aunque este porcentaje variará en función de lo grave que se considere la infracción. La sanción por presentar la declaración tarde variará en función de si el resultado es a devolver o a pagar, del tiempo que haya pasado y de si soluciona el error por voluntad propia o Hacienda le envía un requerimiento.

A pagar, pero subsana el error antes de que Hacienda se dé cuenta

Si su declaración tiene resultado a pagar, pero la presenta antes de que Hacienda le mande un requerimiento el castigo será menor. En este caso, deberá hacer frente a un recargo por su infracción, pero no pagará multa. Este coste extra será del 5% de la cantidad no pagada hasta los 3 meses de retraso, del 10% hasta los 6 meses, del 15% hasta los 12 meses y del 20% pasado el año. En este último caso también deberá abonar un 5% en concepto de intereses de demora.

A pagar, pero Hacienda le manda un requerimiento

Si Hacienda le envía un requerimiento la gravedad de la infracción será mayor, sobre todo si el resultado es a pagar, ya que la Agencia Tributaria considera que tenía la intención de esquivar el pago de su deuda fiscal. En este caso, la sanción puede ir del 50% al 150% de lo que se deba en función de lo grave que se considere la infracción. El porcentaje se determinará en función de varios criterios que vienen recogidos en el artículo 187 de la Ley General Tributaria.

A devolver, pero subsana el error antes de que Hacienda se dé cuenta

Presentar la Renta fuera de plazo sin que Hacienda se lo requiera está sancionado con una multa de 100 euros. Esto da lugar a que la cantidad de la devolución se reduzca y si esta era pequeña hasta puede acabar teniendo que pagar.

A devolver, pero Hacienda le manda un requerimiento

Hacienda no pasa por alto las obligaciones tributarias, aunque esto implique devolverle dinero a los contribuyentes. En el caso de que la Agencia Tributaria tenga que tomarse las molestias de avisarle, el coste de la multa por no hacer el IRPF a tiempo se elevará hasta los 200 euros. Además, todos los contribuyentes deben tener en cuenta que la Agencia Tributaria dispone de 4 años para revisar y reclamar cualquier declaración de la Renta pasada.