Los billetes de 500 euros, una especie en extinción

En mayo, se registró la cifra más baja de billetes de 500 euros en circulación desde febrero de 2002. El Banco de España cesó su emisión en enero de 2019 por su uso habitual en actividades delictivas

Thumbnail

Los billetes de 500 euros generan sorpresa, desconfianza e incluso pavor. Son contadas las ocasiones en las que un ciudadano corriente lleva en su bolsillo un billete de este calibre. Su cuantía es tan elevada y son tan poco comunes que su aparición en escena desencadena una serie de preguntas como: ¿para qué lo necesita?, ¿por qué usa ese billete y no otros más pequeños? y ¿de dónde habrá salido?, ¿será falso? Estas dudas pueden estar justificadas en parte, ya que estos billetes están en vías de extinción.

Una prueba de su progresiva “desaparición” es que en mayo se registró la cifra más baja de billetes de 500 euros en circulación desde febrero de 2002. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, en total había 16,9 millones de billetes, lo que equivale a 8.450 millones de euros. Esta cifra supone una caída del 1,74% respecto al mes anterior (8.600 millones de euros) y de un 16,7% respecto a la cifra de hace un año (10.150 millones).

Esta reducción no es casualidad, sino que se debe a una decisión consensuada. En mayo de 2016, el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) acordó dejar de producir billetes de 500 euros por su uso habitual en actividades delictivas y, siguiendo sus indicaciones, el Banco de España cesó la emisión de billetes de 500 euros desde enero de 2019. No obstante, esta medida no implica que ya no se puedan usar. Aunque son escasos, estos billetes siguen en circulación y se pueden utilizar como medio de pago y como depósito de valor, es decir, para comprar y ahorrar. Asimismo, los sectores profesionales, como bancos, compañías de transporte de fondos u oficinas y cambio de moneda, entre otros establecimientos, podrán recircular los billetes de 500 euros.

Estos billetes, similares a un cometa que solo se ve una vez en la vida, mantendrán su valor indefinidamente y podrán cambiarse en los bancos centrales y nacionales de la zona euro en cualquier momento.

Los billetes de 200 también caen

El número de billetes de 200 euros en circulación también cayó en mayo hasta las 3,62 millones de unidades, con un importe que rondó los 724 millones de euros. Por su parte, el importe de los billetes de 50 euros se situó en mayo en 70.500 millones de euros, con 1.410 millones de unidades, algo superior al mes anterior (1.396 millones de unidades).

En cuanto a los billetes de 100, 20 y 10 euros, perduró la brecha entre billetes distribuidos y billetes retirados en mayo, después de que las entidades que operan en España entregaran al Banco de España más billetes de los que se pusieron en circulación.

Esta situación se puede deber al hecho de que el país sea un perceptor de turismo y a la posibilidad de que los turistas hayan traído en los últimos años a España muchos billetes de este tipo. Buena parte del dinero de los turistas acaba en las entidades de crédito, que devuelven parte de estos billetes al Banco de España porque no necesitan tantos para hacer frente a las necesidades de liquidez de sus clientes.