«Quien realmente hace que un edificio sea eficiente es la ingeniería»

Aina Juliol, presidenta de PGI Engineering, exige un mayor peso del sector en las obras públicas y lo reivindica como motor verde de la recuperación

Complejo Helios, en Campo de las Naciones (Madrid), premiado como el mejor inmueble de obra nueva por la AEO
Complejo Helios, en Campo de las Naciones (Madrid), premiado como el mejor inmueble de obra nueva por la AEOMiguel de Guzman

El futuro de todas las sociedades está marcado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Reducir las emisiones, generar menos residuos y aprovechar mejor los recursos naturales son propósitos que la ciudadanía, las instituciones y las empresas tienen entre sus prioridades. En este camino en el que todos los pasos ayudan a avanzar, la ingeniería da zancadas para introducir la innovación y la sostenibilidad en cada ladrillo de nuestras ciudades.

Los edificios sostenibles serán un pilar fundamental del bienestar de las personas y del cuidado del medio ambiente. Pero para lograrlo, es necesario que los clientes, la sociedad y la Administración entiendan que la ingeniería juega un papel fundamental en el diseño de inmuebles capaces de afrontar estos retos medioambientales, explica a LA RAZÓN Aina Juliol, presidenta de PGI Engineering, compañía española especializada en soluciones globales e integrales de consultoría e ingeniería comprometida con la sociedad y el medio ambiente. Con su reciente llegada al cargo, la compañía inicia una nueva etapa que continúa los 30 años de legado de Josep Juliol, y que arranca reivindicando una mayor relevancia para el sector. «Quien realmente hace que un edificio sea eficiente energéticamente, que no tenga emisiones, que sea lo más autosuficiente y que aporte un beneficio a las personas que están dentro es la ingeniería», explica Aina Juliol. Sin embargo, esta queda relegada a un segundo plano por la ley.

Juliol señala que en la asignación de contratos públicos la ingeniería está subyugada a las constructoras y a los arquitectos. «En los tiempos que corren, esto debería cambiar para que en los concursos públicos existieran licitaciones independientes de ingenierías», apostilla. «Hay que tener en cuenta que la relevancia de la ingeniería cada vez es mayor, trabajando por supuesto en equipo con la arquitectura. La eficiencia energética es un complemento tan básico que no se puede obviar hoy en día. Hay que empezar a poner en relevancia la figura de la ingeniería, que es quien realmente se tiene que poner creativa para que los edificios sean lo más eficientes posibles» reivindica la presidenta de la compañía.

PGI Engineering nació como una empresa de ingeniería de instalaciones para edificación y poco a poco fue derivando en cuatro grandes divisiones. La primera es la de ingeniería tradicional y todos sus servicios de consultoría asociados. Le sigue la división de logística industrial «que está creciendo muchísimo debido al auge del ecommerce con la pandemia», detalla Aina Juliol. «Esto nos lleva a una nueva división que creamos hace dos años, justo antes de la Covid-19, que es la de Data Centers», añade. Otra división que está en auge y que PGI Engineering está potenciando es la de «Energy and Sustainability». «Nos estamos posicionando como ingeniería y empresa certificadora muy pionera, ya que ofrecemos todas las certificaciones a las que se puede acceder en España», desgrana Juliol, quien también señala que están apostando desde hace tiempo por la eficiencia energética, la sostenibilidad y las energías renovables.

Un impulso muy importante para lograr estos propósitos sostenibles serán los fondos de recuperación europeos, aunque para Aina Juliol la clave está en la gestión de estas cantidades, en concreto, 69.500 millones a fondo perdido que llegarán a España durante los próximos cinco años, y de los cuales 9.000 millones ya están en camino. «Tiene que haber una buena sinergia, una buena comunicación y sobre todo una muy buena gestión por parte de la Administración para que luego todo el tejido empresarial pueda dar lo máximo de sí y generar este crecimiento. En muchas ocasiones anteriores hemos tenido ayudas y jamás han llegado a las empresas, jamás se ha visto un retorno real», argumenta la presidenta de PGI.

Aunque la reactivación ya se está haciendo notar en el mundo empresarial «y los fondos van a ayudar a que esto crezca exponencialmente», prevé Juliol, la principal traba es la burocracia: «Tenemos un Gobierno muy sobredimensionado, muy burocrático y el sistema no es ágil». «En España, vamos a un ritmo más lento y esto implica que las empresas tiene que tener un pulmón bastante grande para poder seguir adelante», añade.

Aina Julio, presidenta de PGI Engineering FOTO: Miquel Gonzalez

En 2021, la compañía tiene previsto facturar 14 millones de euros gracias a su nuevo estrategia que pone el foco en el crecimiento y la expansión internacional, así como en conseguir que se alcance un futuro más sostenible aportando soluciones globales con un enfoque innovador. Un reflejo de ello son sus más de 5.000 proyectos nacionales e internacionales, aunque destacan por su carácter pionero algunos de los más recientes como el del Hospital Moisés Broggi, en Sant Joan Despí, en el que han participado en la definición de un nuevo concepto de UCI. También destaca el complejo Helios, en Campo de las Naciones (Madrid), premiado como el mejor inmueble de obra nueva por la Asociación Española de Oficinas (AEO) o la nueva sede de Naturgy en Barcelona, que incorpora un nuevo entorno de trabajo más sostenible y que cuenta con la certificación LEED Gold, una verificación que garantiza que el edificio está construido con los máximos estándares de ecoeficiencia y sostenibilidad. Además, PGI Engineering se encargará de la ingeniería de la Estación de La Sagrera, el edificio público más importante que se construirá en Barcelona en los próximos años.