Jens Weidmann dimite como presidente del Bundesbank tras una década al frente del banco central de Alemania

Fue designado por el Gobierno alemán en febrero de 2019 para un segundo mandato de ocho años de duración como presidente del Bundesbank

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha solicitado al presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, su dimisión por “motivos personales” a partir del próximo 31 de diciembre, cargo que desempeñaba desde mayo de 2011.

“Estoy convencido de que más de diez años son una buena medida de tiempo para abrir otro capítulo, para el Bundesbank, pero también para mí personalmente”, ha explicado Weidmann en una carta remitida al personal del banco central germano.

Del mismo modo Weidmann ha explicado que el entorno en el que operan “ha cambiado mucho y las tardes del Bundesbank han crecido”. Además ha señalado que tanto la crisis financiera, la crisis de endeudamiento soberano como la pandemia ha llevado a tomar decisiones de “política monetaria que tendrán efecto prolongado”.

El banquero central alemán, considerado uno de los ‘halcones’ del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), además ha agradecido a sus colegas en la entidad presidida por Christine Lagarde “la atmósfera abierta y constructiva en las discusiones a veces difíciles de los últimos años”, subrayando el importante papel estabilizador de la política monetaria durante la pandemia, así como la exitosa conclusión de la revisión de la estrategia del BCE.

“Se ha acordado una meta de inflación simétrica y más clara. Se debe prestar más atención a los efectos secundarios y, en particular, a los riesgos de estabilidad financiera”, destaca Weidmann, añadiendo que el BCE rechazó sobrepasar intencionalmente dicha tasa de inflación.

Porque, añade en defensa de la independencia, “una política monetaria orientada a la estabilidad sólo será posible a largo plazo si el marco normativo de la unión monetaria asegura la unidad de acción y responsabilidad, si la política monetaria respecta su estrecho mandado y no es atrapada por la política presupuestaria o los mercados financieros”.

Lagarde lamenta “enormemente” su decisión

Jens Weidmann fue designado por el Gobierno alemán en febrero de 2019 para un segundo mandato de ocho años de duración como presidente del Bundesbank, cargo que desempeñaba desde mayo de 2011.

Por lo tanto, la presidenta del BCE, Christine Lagarde ha afirmado en un comunicado que respeta la decisión de Weidmman de dejar el cargo de presidente del Bundesbank tras más de diez años de servicio, no obstante lo lamenta “enormemente”

“Jens es un buen amigo personal en cuya lealtad siempre podía contar. Como miembro del Consejo de Gobierno que ha prestado servicio durante más tiempo, tenía una experiencia incomparable que siempre estaba dispuesto a compartir”, añadió Lagarde.

Del mismo modo, la presidenta del BCE ha recordado que ambos han establecido una “relación muy fuerte y productiva basada en su compromiso conjunto de profundizar la unidad europea, cumplir el mandato de estabilidad de precios del BCE, ayudar a la economía de la zona del euro durante la crisis sin precedentes causada por el coronavirus y de estabilizar la economía global azotada por los efectos de la pandemia”.

Por su parte, Lagarde ha destacado que aunque Weidmann tenía visiones claras sobre política monetaria, siempre buscó “un terreno común en el Consejo de Gobierno” con su empatía y deseo de llegar a un acuerdo, algo que se hizo evidente en la revisión de la estrategia del BCE, donde contribuyó al acuerdo unánime alcanzado.