Los hoteles suben un 17%, hasta los 121 euros por habitación

Las pernoctaciones se duplican en julio hasta los 42,3 millones de noches de hotel, pero están aún un millón por debajo del nivel prepandemia. Dos tercios del total son extranjeros, con británicos y alemanes a la cabeza

Un establecimiento turístico en la Costa del Sol
Un establecimiento turístico en la Costa del Sol FOTO: AEHCOS AEHCOS

El primer verano de normalidad turística tras los dos años más duros de la pandemia ha traído un aluvión de turistas ávidos de disfrutar de las vacaciones. Esto se ha traducido en que las pernoctaciones hoteleras se han disparado en julio un 61% respecto al mismo mes del año pasado, según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). Durante el mes pasado, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros superan los 42,3 millones, frente a los 26,3 millones de julio de 2021. No obstante, aún siguen un millón por debajo del nivel prepandemia.

Atendiendo a la procedencia, las pernoctaciones de los viajeros residentes en España superan los 15,6 millones, lo que representa un 36,9% del total. Por su parte, las de los no residentes se sitúan por encima de los 26,7 millones. Por otro lado, la estancia media aumenta un 11,6% respecto a julio de 2021, situándose en 3,4 pernoctaciones por viajero. Durante los siete primeros meses de 2022 las pernoctaciones se incrementan un 187,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Andalucía, el destino favorito de los españoles

Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana son los destinos principales de los viajeros residentes en España en julio, con el 24,4%, 15,5% y 13,9% del total de pernoctaciones, respectivamente. Por su parte, el principal destino elegido por los no residentes es Islas Baleares, con un 35,9% del total de pernoctaciones. Los siguientes destinos de los no residentes son Cataluña y Canarias, con el 20,4% y el 18,8% del total, respectivamente. Madrid recibe el 5% de las noches de hotel de los españoles y el 4% de los extranjeros.

En julio se cubren el 69,9% de las plazas ofertadas, con un aumento anual del 33,5%. El grado de ocupación por plazas en fin de semana sube un 28,0% y se sitúa en el 73,2%. Islas Baleares presenta el mayor grado de ocupación por plazas durante julio (87,6%). Le sigue Canarias, con el 74,9%. Por zonas turísticas, Palma - Calvià alcanza el mayor grado de ocupación por plazas (88,3%) y el mayor grado de ocupación en fin de semana (88,3%). La isla de Mallorca registra el mayor número de pernoctaciones en julio, con 7.778.904. Los puntos turísticos con más pernoctaciones son Barcelona, Calvià y Madrid. Santanyí presenta el grado de ocupación por plazas más alto (97,8%), mientras que Santa Margallida alcanza la mayor ocupación en fin de semana (92,7%).

Origen de los viajeros

Los viajeros procedentes de Reino Unido y Alemania concentran el 26,6% y el 17,1%, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en julio. Las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Francia, Países Bajos e Italia (los siguientes mercados emisores) suponen el 9%, 5,0% y 4,4% del total, respectivamente.

Precios

La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se sitúa en el 16,4% en julio, lo que supone 7,9 puntos más que la registrada en el mismo mes de 2021, y 4,2 puntos menos que la registrada el mes pasado. Por comunidades autónomas, las mayores subidas de precios hoteleros respecto a julio de 2021 se dan en Navarra (32,4%) y Comunidad de Madrid (30,7%). Por otro lado, el único descenso se registra en la ciudad autónoma de Melilla, con una tasa de variación anual del -2,7%. Por categorías, el mayor incremento de precios se produce en los establecimientos de cinco estrellas de oro (21,0%).

La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) es de 121,4 euros en julio, lo que supone un aumento del 17,5% respecto al mismo mes de 2021. Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanza los 89,9 euros, con una subida del 56,6%. Por categorías, la facturación media es de 275,8 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 129,3 euros para los de cuatro y de 101,8 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías son de 199,1, 103,8 y 78,9 euros, respectivamente. El punto turístico con mayor ADR es Marbella, con una facturación media diaria por habitación ocupada de 290,4 euros, según el INE.