Plan anticrisis

Adiós a la ayuda al carburante pese al diésel un 23% más caro que hace un año y bajada del IVA sin carne ni pescado

El Gobierno cambia el descuento por 200 euros para las rentas bajas y elimina el IVA de los alimentos básicos. Prorroga la ayuda al transporte solo para regiones que bonifiquen un 20% adicional

Pedro Sánchez ha vuelto tirar de chequera y a poner sobre la mesa otros 10.000 millones de euros más para apoyar su nuevo paquete con el que afrontar la crisis provocada por la guerra de Ucrania y para terminar de superar los coletazos de la pandemia. Y lo ha hecho presentando un plan con algunas medidas que hace apenas unas semanas denostaba y con otras que tienen en su fondo una oculta letra pequeña. En el primer caso se encuentra la rebaja del IVA de los alimentos de primera necesidad. Tras haber sido descartada por el propio presidente y por varios de sus ministros –como Luis Planas o María Jesús Montero– por «ineficaz» y «contraproducente» para atajar la inflación porque «se benefician colectivos que no lo necesitan» –llegó a apuntar la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño–, ahora se ha decidido en sentido contrario, que los productos básicos de la cesta de la compra sean liberados de su impuesto por el valor añadido.

Precisamente por la misma razón que se ha rebajado el IVA, se ha decidido en sentido contrario para liquidar el descuento de 20 céntimos a los carburantes, pese a que el diésel está un 23% más caro que hace un año y un 56% por encima de los precios de hace dos ejercicios.

También se prorroga el descuento del 30% en el transporte público, pero con condicionantes: solo para las comunidades autónomas que lo amplíen al 50%, y en el caso del IVA reducido en la cesta de la compra, la medida se queda coja ya que no se cuenta con todos los productos básicos, al dejar al margen de la rebaja dos alimentos fundamentales en la dieta mediterránea, como son la carne y el pescado.

Medidas anticrisis
Medidas anticrisisAntonio Cruzfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

Fue el presidente Sánchez el que quiso presentar ayer personalmente este nuevo plan anticrisis desde el palacio de la Moncloa. Tras presumir de recuperación económica y de unas cifras macroeconómicas que llevarán «al PIB a cerrar el año con un crecimiento por encima del 5%», una tasa muy superior al 4,4% inicialmente previsto por el propio Ejecutivo en los Presupuestos y que la propia ministra económica, Nadia Calviño, ha defendido esta misma semana, empezó a desgranar de forma general las principales medidas que verán la luz a partir del día 1 de enero. La primera de ellas tiene que ver con un cheque de ayuda a las familias para aliviar el peso de la cesta de la compra. Así, tras una negociación ardua entre los socios de Gobierno, finalmente 4,2 millones de familias –según cuantificó Sánchez– con rentas inferiores a 27.000 euros anuales, pero que no gocen de un patrimonio superior a 75.000 euros, recibirán un pago de 200 euros, 100 euros menos de los que pretendía Podemos.

Medidas anticrisis
Medidas anticrisisAntonio Cruzfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

La cesta de la compra tendrá un alivio adicional, con una rebaja del 4% al 0% del IVA en todos los alimentos de primera necesidad –como la leche, los huevos, las frutas y verduras, el pan o las legumbres– y del 10% al 5% los productos básicos –como el aceite y la pasta–, pero deja fuera la carne o el pescado, una decisión de la que el Gobierno no ha dado una explicación. Tampoco lo ha hecho por el cambio de criterio sobre esta bajada. Primero adujeron que Bruselas impedía esta rebaja porque no tenía soporte legislativo. Este mismo verano, Moncloa rechazaba de nuevo esta posibilidad y pedía a las cadenas de distribución que moderasen sus precios. Este mismo mes se reiteró el «no» porque los grandes beneficiarios iban a ser las grandes empresas. Ahora, el Ejecutivo defiende que Bruselas no pone objeciones y los beneficiarios son los consumidores y las familias.

Medidas anticrisis
Medidas anticrisisAntonio Cruzfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

También se prorroga el límite del 2% para la actualización de los alquileres. Con este tope, los arrendadores no podrán subir la renta más de ese porcentaje. Además, se ha establecido una prórroga de seis meses para los contratos de alquiler que finalicen antes del 30 de junio de 2023 y se ha extendido hasta el 31 de diciembre de 2023 la suspensión de desahucios y lanzamientos a las familias vulnerables. Expertos y analistas ya advierten que esta medida seguirá provocando el efecto contrario del buscado, reduciendo la oferta, aumentando el precio de los nuevos contratos y expulsando a los más vulnerables del mercado del alquiler al no poder afrontar los nuevos precios.

Una de las medidas más cuestionadas había sido la prórroga de la bonificación de 20 céntimos al litro de combustible. Por ello, el Consejo de Ministros ha decidido ponerle fin y prorrogarla únicamente para los sectores profesionales y más vulnerables, entre los que se incluye el transporte, la agricultura, la ganadería y la pesca. Para el resto de los consumidores, el precio será el que marquen las gasolineras, pese a que el sigue siendo superior al de hace un año y el doble de hace dos.

Asimismo. el Gobierno ha aprobado una prórroga del descuento del 30% al transporte autonómico para el primer semestre de 2023, pero que pagará solo a las comunidades autónomas que se comprometan a ampliar la bonificación al 50% del precio. Por tanto, a diferencia de lo sucedido en los últimos cuatro meses, ya no será opcional para las comunidades y ayuntamientos ofrecer el descuento adicional del 20%.

El plan prorroga medidas ya activadas. En materia fiscal, se mantiene la bajada del IVA del recibo de la luz del 10% al 5% con una potencia contratada de hasta 10 kilovatios, la aplicación del tipo impositivo del 0,5% del Impuesto Especial sobre la Electricidad y la prórroga de la suspensión temporal del impuesto sobre la producción eléctrica. Continúan en vigor el incremento transitorio del 15% del Ingreso Mínimo Vital, la subida del 15% de las pensiones no contributivas, la prohibición de la suspensión del suministro de energía eléctrica, gas y agua, o la prórroga de seis meses de la suspensión de los desahucios.