Economía

Así es como podrá ahorrar dinero a fin de mes sin darse cuenta

El principal reto a la hora de ahorrar es evitar los gastos superfluos

Cualquier gasto -por pequeño que sea- puede suponer una gran diferencia a final de mes... y sobre todo, al final del año | Fotografía de archivo
Cualquier gasto -por pequeño que sea- puede suponer una gran diferencia a final de mes... y sobre todo, al final del año | Fotografía de archivolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

Llegar a fin de mes sin acabar en números rojos supone todo un reto para muchas familias,ya que la espiral inflacionista ha hecho que los precios no hayan dejado de subir, por lo que inevitablemente la vida se ha encarecido y el poder adquisitivo de los ciudadanos se ha visto mermado. Por tanto, ante esta problemática, el ahorro puede ser una de las alternativas para no arruinarse en el camino y además poder alcanzar un mejor nivel de vida.

El preahorro se basa en guardar un porcentaje de los ingresos que recibimos mensualmente nada más llegan a la cuenta bancaria, en vez de ahorrar esa cuantía después de restarle los gastos. De esta forma, se “evita que gastemos por el solo hecho de tener dinero en la cuenta”, tal y como explica el blog de CaixaBank.

Por tanto, esta fórmula permite tener cierta constancia de ahorro, ya que todos los meses se ingresa la misma cuantía en una hucha nada más cobrar el salario construyendo así un buen colchón para imprevistos o para una inversión futura. Aunque el preahorro familiar tiene numerosas ventajas, es importante que este se haga bien, ya que si se fijan unos objetivos demasiado altos, el estrés de la economía familiar puede aumentar notablemente.

En líneas generales, el principal reto a la hora de ahorrar es evitar los gastos superfluos cuando se tiene algo de dinero en la cuenta, dado que la conocida como “trampa del gasto creciente” hace que los gastos aumenten cuando también lo hacen los ingresos. Asimismo, otro de los retos es la “falacia de la planificación”, es decir, que se piensa que en el futuro se tendrá más tiempo para ahorrar, por los que se va dejando como una tarea pendiente.

No obstante, el preahorro rompe con ambas trampas, ya que no se percibe una acumulación de dinero en nuestra cuenta corriente y además el momento de empezar a ahorrar es “ahora mismo”, tal y como aseguran desde CaixaBank.

¿Cuánto dinero se debe preahorrar cada mes?

El preahorro no debe ahogar la economía doméstica, ya que su objetivo principal es ahorrar de forma pasiva. Es por ello que si cada pocos meses vemos que no llegamos a fin de mes y rompemos la hucha para salir adelante, esta fórmula ya no funcionará como debería.

A la hora de calcular el preahorro, es importante que se calcule la cantidad que se ahorra cada mes de manera convencional para así poder realizar una media. Por tanto, si se empieza con 20 euros mensuales y la economía familiar sigue funcionando, el límite de la cantidad preahorrada podrá ir aumentando poco a poco en el futuro.

Además, una alternativa interesantes es que se combine tanto el preahorro como el ahorro tradicional, ya que aunque se establezca una cuantía fija a principio de mes, si al final sobra algo, también se podrá guardar, viendo así como crecen los ahorros mes a mes.

“Algunos meses ahorraremos más dinero, y otros menos. Es importante pensar en el ahorro a largo plazo, es decir, como una carrera de fondo. En los hábitos a largo plazo la constancia es más importante que las cantidades, para poder mantenerlos en el tiempo”, sentencian desde el blog de CaixaBank.