MENÚ
miércoles 26 septiembre 2018
03:46
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El nuevo control de las emisiones dispara un 45% las ventas de coches

Las automatriculaciones de las marcas distorsionan el mercado con crecimientos récord para adaptarse a las nuevas normas de medición. En total, en el mejor agosto de la historia podrían superarse las 100.000 unidades.

  • El nuevo control de las emisiones dispara un 45% las ventas de coches
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de septiembre de 2018. 02:07h

Comentada
Carlos de Miguel.  Madrid. 1/9/2018

ETIQUETAS

La entrada en vigor hoy del nuevo ciclo de homologación WLTP («Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedures») en sustitución del actual, denominado NEDC (New European Driving Cycle), que afecta tanto a los turismos y todoterrenos con capacidad de hasta ocho personas y a los vehículos comerciales de hasta 1.300 kilos, ha llenado de coches todos los concesionarios de España ya que las marcas han tendido que dar salida urgente a parte de los vehículos que no cumplían con la normativa.

Aunque las cifras oficiales no se publicarán hasta este lunes, fuentes del sector aseguran que será el mejor agosto de la historia, con un incremento de matriculaciones del orden del 45%, si bien algunas fuentes lo elevan hasta el 65%. Se da por seguro que se superarán las cien mil matriculaciones. Esto se debe a que las marcas han vaciado el «stock» sobrante de coches válidos para la circulación, pero que no serán homologados en un futuro. No todos, ya que se establece una excepción: un 10% de la cantidad de coches vendida por la marca durante el año pasado, es decir, en todo 2017, podrán matricularse en el plazo de un año. Pero el excedente de este cupo del 10% es el que se ha matriculado ya.

Esta situación es la que ha provocado que las matriculaciones durante el pasado mes vayan a sufrir un incremento importante y que este agosto vaya a ser el mejor en cifras de los últimos veinte años. Pero son ventas ficticias, ya que los compradores son los propios concesionarios obligados por las marcas. Estos vehículos, ya legalizados y con todas las autorizaciones para circular sin problemas, deberán ser vendidos en las siguientes semanas por las redes comerciales de las marcas afectadas a precios que, se supone, serán muy ventajosos para el comprador. El problema ha afectado a todas las marcas y ,en general, cuanto más grande es el volumen de ventas que tiene una marca, mayor ha sido el problema de exceso de almacén si no se ha previsto la situación con meses de antelación y no se ha reducido el «stock» paulatinamente.

Por otra parte, con el cambio del sistema de medición de los niveles de contaminación, todos los fabricantes están de acuerdo en que será más dificil alcanzar un nivel de emisiones por debajo de los 120 gramos por kilómetro. Ello implicará posiblemente un tratamiento fiscal más duro para los vehículos que se pasen de este límite, pues se saltarán de tramo en el impuesto de matriculación, lo que significará un incremento de precios de estos vehículos del orden del 5% a partir de enero.

Esta situación de dificultades de ventas en el sector se ha visto

agravada por las irresponsables declaraciones que hace un par de meses realizó la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que perjudicaron seriamente a la totalidad del sector del motor, con lo que significa para la economía. Y las hizo a pesar de que no existe base científica alguna para ello. Según los expertos del sector, los motores modernos de diésel que respeten las normas de contaminación Euro6, tienen un nivel de emisiones de CO2 similares a los motores de gasolina de la misma reglamentación y prácticamente las mismas emisiones de NOx. Directivos de las empresas del motor, como Polo Satrústegui, director general de Hyundai, ha solicitado que no se discrimine a los motores por su tecnología, sino únicamente analizando su nivel de emisiones, independientemente del combustible que empleen.

De la misma opinión es el presidente de Renault y de la patronal de los fabricantes e importadores, Anfac, José Vicente de los Mozos, uno de las personas más influyentes en el sector a nivel mundial. De los Mozos lamenta el incremento ocurrido a nivel fiscal y que va a sufrir el gasóleo, pide que todas las modificaciones que se lleven a cabo se realicen de una forma ordenada, de manera que causen los mínimos perjuicios tanto a los compradores como a la industria. En esta línea, se insiste en la necesidad de cambiar el sentido de los impuestos que recaen en el automóvil y se solicita terminar con el añejo impuesto de matriculación para sustituirlo por un impuesto al uso que favorezca a los automóviles menos contaminantes. Y puesto que los mayores índices de contaminación son producidos por los vehículos más antiguos, sería prioritario volver a establecer un programa de ayudas para la renovación del parque automovilístico nacional, cuya antigüedad media sobrepasa ya los doce años. Estos coches viejos son los que emiten mayores niveles de gases contaminantes a la atmósfera, mucho más que los motores modernos utilizados hoy en día, independientemente del tipo de combustible que utilicen.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs