MENÚ
sábado 20 julio 2019
20:34
Actualizado

España bate el récord de temporalidad forzosa

El 85% de los trabajadores temporales no encuentran un trabajo fijo, frente al 10% de Austria o el 15% de Alemania.

  • Los trabajadores con contratos temporales y a tiempo parcial tienen una mayor probabilidad de que sus salarios estén por debajo del umbral de pobreza / Efe
    Los trabajadores con contratos temporales y a tiempo parcial tienen una mayor probabilidad de que sus salarios estén por debajo del umbral de pobreza / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

13 de febrero de 2019. 17:24h

Comentada
Erik Montalbán Madrid. 13/2/2019

El 85% de los trabajadores que tienen contrato temporal en España son incapaces de encontrar un empleo a tiempo completo. Es decir, son temporales involuntarios. Esta es una de las conclusiones del último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que señala a nuestro país como el de mayor temporalidad forzosa de toda Europa. Este porcentaje alcanza el 75% en otros países con elevada temporalidad como Bélgica, Grecia o Italia.

Por el contrario, está por debajo del 10% en Austria, alrededor del 15% en Alemania y del 30% en Países Bajos. Algo similar sucede con los empleos a tiempo parcial, que en seis de cada diez casos también son involuntarios. La media europea está en el entorno del 30%, la mitad que en España.

Según la OIT, estos trabajadores con contratos temporales y a tiempo parcial tienen una mayor probabilidad de que sus salarios estén por debajo del umbral de pobreza. Límite bajo el que se sitúan aproximadamente una quinta parte de los autónomos españoles. En este sentido, destaca que el porcentaje de temporales se está «incrementando significativamente» en España tras la estabilización de los años anteriores, alcanzando un máximo del 26,8% en 2017, el nivel más alto del último decenio.

La tasa de desempleo en España bajará de un 15,5% en 2018 a un 14% en 2020, según las previsiones de la organización. «España tiene un problema, el gran uso del contrato temporal, que estaba mejorando pero que ahora empeora», subrayó el director de investigación de la OIT, Damian Grimshaw. La situación aún es peor entre los más jóvenes, ya que de un 62% de contratados temporales en la pasada década se ha pasado al 75%.

«El uso generalizado de este contrato genera otros problemas, así que se debe revisar bien cómo funciona el mercado laboral, cuáles son sus objetivos, ése es el gran reto para España», señaló el experto a Efe. «Cuando una compañía quiere que más del 50% de sus contratos sean temporales debería responder bien por qué. A veces hay que preguntar a un negocio si de verdad necesita tal nivel de temporalidad», advirtió.

Últimas noticias