MENÚ
sábado 20 julio 2019
21:57
Actualizado

Pepe Álvarez: "Hay que subir la presión fiscal, pero sin demagogias ni populismos"

Secretario general de UGT

  • Foto: Cristina Bejarano
    Foto: Cristina Bejarano

Tiempo de lectura 4 min.

01 de mayo de 2019. 01:41h

Comentada
J. de Antonio.  1/5/2019

¿Cuál va a ser su estrategia de actuación con el Gobierno. Apostarán por una legislatura caliente o van a esperar?

– Eso no depende de nosotros, depende del Gobierno. Nosotros apostamos por una legislatura de cambio, que el Gobierno ponga en marcha la derogación de las reformas antisociales.

¿Sobre qué pilares va a fundamentar su lista de peticiones inmediatas al Gobierno?

– Básicamente, la derogación de las reformas que han precarizado el mercado laboral. Pero no lo pedimos con el ánimo de volver al año 2009, sino para ir hacia un nuevo Estatuto de los Trabajadores. Pero ese tránsito debe estar condicionado por la derogación de los elementos principales de aquella reforma laboral. La degradación que se está viviendo en las relaciones laborales viene dada de aquella reforma terrible, por la precariedad y por la inseguridad laboral. Y, por supuesto, hay que ir hacia un cambio del modelo productivo.

¿Se sintieron traicionados por Sánchez por no derogar la reforma laboral de Rajoy?

– Mirar hacia atrás ahora no nos aporta nada. Ahora tiene la oportunidad de hacerlo.

¿Tiene el Gobierno garantizada una tregua sindical?

– Hay que darle el tiempo necesario. Pero se tiene que dar cuenta de que la gente no puede más, que hay desahucios, que no llega a fin de mes, que pierden su trabajo, que la cifra de paro es inasumible...

¿Cree firmemente que la subida del salario mínimo no va a destruir empleo, como han advertido todos los organismos internacionales (FMI, BCE, OCDE...?

– Evidentemente, no, no lo va a hacer, al contrario. Esto es un mantra que se ha utilizado pero que no es verdad. El salario en España debe avanzar en consonancia con los que hay en países de nuestro entorno. La subida del SMI es un aumento plenamente asumible y creo, sinceramente, que puede generar empleo y potenciar el consumo.

¿Es de verdad necesaria una subida de impuestos para alcanzar los objetivos sociales marcados por el Gobierno?

– Creo que España debe llegar a una convergencia con los países de la zona euro. Tenemos un diferencial de siete puntos menos de presión fiscal con respecto a ellos y creo que, de manera moderada, debemos llegar a esa convergen cia. Desde el año 2009, las rentas del trabajo han tenido un incremento del IRPF en torno al 20%, mientras que las rentas del capital han tenido una bajada del 25%, con lo que hay una diferencia inadmisible entre ambas. Me parece que hay que incrementar la presión fiscal al capital, pero ordenadamente, sin demagogias ni populismos.

¿Les acusan de que el movimiento obrero es cosa del pasado y está obsoleto en el panorama actual de globalización y de nuevas tecnologías y formas de trabajo?

– Ya en la época de Solchaga se decía lo mismo que hoy. Pero sí que hay una cuestión real de fondo. Creo que los sindicatos arrastramos un proceso complejo. Decir que no nos ha afectado haber estado involucrados en algunos escándalos sería mentir, pero, por lo que yo conozco, hemos sido tratados injustamente. Pero sí creo que debemos plantearnos una adaptación a las nuevas realidades del mercado de trabajo y tenemos que desarrollar más la presencia del sindicato en las redes.

Últimas noticias