Muere un militar durante una jornada de "instrucción continuada”

El Ejército asegura que el soldado Jorge López falleció por “causas naturales” y una asociación de militares dice que tenía limitaciones por problemas cardíacos

El soldado Jorge López Resa, del Regimiento “Inmemorial del Rey” nº 1, falleció ayer en Madrid durante una jornada de instrucción continuada. Tal y como ha informado el Ejército de Tierra, el efectivo, de 43 años, murió por “causas naturales” cuando iba a participar en unas prácticas de defensa personal. Sin embargo, una asociación militar asegura que el uniformado tenía limitaciones por problemas cardíacos.

La instrucción continuada consiste en una especie de maniobras adaptadas al tamaño de una pequeña unidad en la que se realizan, durante 24 o 48 horas, diversos ejercicios (tiro, defensa personal, topografía...) tanto en campos de maniobras como en la propia unidad. En esta ocasión, la jornada tenía lugar en el madrileño Palacio de Buenavista, sede del Regimiento en cuya unidad de seguridad servía el soldado. Desde el Ejército explican que López se sintió indispuesto y acto seguido sufrió un desvanecimiento. A pesar de la rápida atención de los servicios sanitarios del 112, no pudieron reanimar al soldado.

Tras conocerse la noticia, desde la Unión de Militares de Tropa (UMT) informaron de que el soldado “contaba con la situación administrativa de “Apto con Limitaciones 4” (APL4) supuestamente por problemas cardíacos, lo que significa que estaba limitado para realizar determinadas acciones dependiendo de su lesión tras haber pasado por un tribunal médico. Según explicó su presidente, Francisco Bellón, “no es normal que con un APL4 se hagan maniobras continuadas”, entre otros motivos porque el siguiente nivel, el APL 5, suele implicar que al uniformado no se le considere apto para el servicio. Eso sí, esas limitaciones pueden ser de muy diferente tipo, como no realizar esfuerzos físicos o no estar mucho tiempo de pie. Por ello, exigen que se “abra un proceso de investigación”.

Al respecto, fuentes del Ejército de Tierra aseguraron que si el soldado se encontraba en dicha jornada de instrucción continuada es porque su limitación no se lo impedía. Sin embargo, en el propio Regimiento muchos también se preguntan por qué alguien de 43 años con problemas cardíacos participaba en esa instrucción continuada y no dudan en hablar de “negligencia del mando”.

La unidad a la que pertenecía el soldado fallecido es la encargada de proporcionar al Palacio de Buenavista (sede del Cuartel General del Ejército de Tierra) la seguridad, los servicios y los apoyos necesarios para su funcionamiento. Además, es la responsable del mantenimiento y conservación de los salones oficiales y salas particulares del Palacio y de los efectos patrimoniales del mismo. También es misión del Regimiento dar seguridad a autoridades y rendir los honores de ordenanza que se le encomienden, según explica el Ejército en su web.