El juez cita como investigado al ex número dos de Interior por la “operación Kitchen”

García Castellón quiere esclarecer si Francisco Martínez tuvo alguna responsabilidad en la sustracción de información a Luis Bárcenas sobre la "caja B" del PP

El ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en el Congreso de los Diputados

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha citado a declarar el próximo lunes en calidad de investigado al ex secretario de Estado Francisco Martínez en relación al supuesto espionaje policial al ex tesorero del PP Luis Bárcenas en el marco de la “operación Kitchen”. En esta pieza están imputados tanto el comisario jubilado José Manuel Villarejo como el que fuera responsable de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía, el también comisario Enrique García Castaño, como el ex director adjunto operativo (DAO) Eugenio Pino.

El ex número dos de Interior ya fue citado a declarar como investigado el pasado 24 de enero, pero entonces Martínez se acogió a su derecho a no declarar esgrimiendo el secreto de las actuaciones, que se ha alzado de forma parcial recientemente.

Con esta diligencia, el magistrado que instruye el voluminoso "caso Villarejo" pretende esclarecer si los responsables de Interior tuvieron alguna responsabilidad en la presunta sustracción a Bárcenas de información sobre la financiación irregular del PP. Fue el propio García Castaño el que aseguró al juez que entregó a Martínez, cuando era número dos de Interior, un dispositivo con la información que se le habría sustraido al ex tesorero del PP.

El pasado enero, Martínez aseguró que durante su mandato, entre 2013 y 2016, cuando era ministro del Interior Jorge Fernández Díaz en el Gobierno de Rajoy, desempeñó su cargo "con el mayor empeño, dedicación y profesionalidad" y que actuó en todo momento en el marco de sus competencias, con "lealtad" a sus superiores y "con el máximo respeto a todos los servidores públicos del Ministerio del Interior".

“A pesar de los errores que sin duda cometí, siempre trabajé para prestar el mejor servicio al interés general y siempre lo hice con absoluto respeto a la Ley”, indicó el ex número dos de Interior, que pidió a los medios de comunicación “respeto” a su privacidad y “al principio constitucional de presunción de inocencia”.