ERC: “Lo antinatural en un gobierno progresista es la presencia de Ciudadanos”

Gabriel Rufián ha asegurado que no negociará con Arrimadas y ha anunciado “un acuerdo” con Sánchez para convocar la Mesa de Diálogo “a mediados de septiembre”

ERC no ha dejado lugar a la duda: o ellos o Ciudadanos. Tras la comparencia posterior a su reunión con Pedro Sánchez en la Moncloa, el líder independentista ha asegurado que “no es lo mismo pactar con Ciudadanos que con ellos” unos presupuestos generales y ha apelado a Unidas Podemos, socio minoritario de la coalición, para revertir esa posibilidad y seguir apostando por los socios de la investidura para firmar las Cuentas.

Pactar con Cs es lo más sencillo y más goloso. Entiendo que desde el pragmatismo es fácil”, ha dicho Rufián desde el Congreso de los Diputados. “Pactar los PGE con Ciudadanos solo comporta recortes y conllevará la muerte de este gobierno”, ha sentenciado. Según ha señalado, la presencia de los naranjas “es incompatible con ellos porque es un “partido que gobierna con Ayuso en Madrid y con Vox en Andalucía”. Sin dejar lugar a la duda, el líder independentista ha insistido en que no quieren que los Presupuestos se despachen con el Ibex y que “gobernar es elegir”, dejando claro que en esta ecuación solo hay lugar para uno de ellos.

Más allá de los Presupuestos y la foto -en palabras de Rufían-, el portavoz de ERC en el Congreso ha reseñado que ambos han coincidido en que “es conveniente, idóneo y positivo” convocar una nueva reunión de esa mesa de diálogo con el Gobierno catalán después de que, “por razones obvias”, no haya podido convocarse antes, en referencia a la pandemia. Según ha dicho, la fecha sería en el mes de septiembre y ha insistido en que ERC defiende la amnistía de los políticos presos y la convocatoria de un referéndum, aunque ha añadido que estarán “encantadísimos de escuchar” otras propuestas.

Tercer encuentro con las fuerzas políticas

El presidente Pedro Sánchez ha iniciado su segunda jornada de encuentros con los representantes políticos recibiendo al portavoz en el Congreso de ERC, Gabriel Rufián que ha llegado a La Moncloa alrededor de las once de la mañana y ha terminado alrededor de las doce, por lo que han estado reunidos, alrededor de una hora. Es la primera vez que el líder republicano es fotografiado en acto público y oficial en el palacio de La Moncloa.

Esta es la tercera reunión que mantiene el Presidente después de que ayer recibiera al líder de la oposición Pablo Casado y a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Con los populares no hubo sintonía ya que trasladaron su “no” rotundo a las cuentas y a la renovación de los órganos institucionales, mientras que los naranjas expresaron su intención de sentarse a negociar los presupuestos siempre que sean moderados.

En cuanto a los independentistas catalanes, la reunión se prevé tensa ya que ERC exige a Sánchez elegir entre los socios de investidura o Ciudadanos, porque consideran que ambas alianzas son incompatibles, pero el Ejecutivo se niega a cerrar la puerta a la formación naranja.

La relación con ERC, socio clave para la investidura, llega en horas bajas también por la exigencia de los republicanos a que se retome la Mesa de diálogo y por el escenario electoral en Cataluña que está radicalizando las posturas de los de Oriol Junqueras.

Esta ronda de encuentros llega después de que el lunes, el presidente se reuniera con los principales representantes del Ibex en Madrid donde ofreció una conferencia bajo le título “España Puede” y reclamó “unidad” a las formaciones políticas para apuntalar la recuperación económica derivada de la crisis de la pandemia.