Sanidad hincha los datos de ocupación de UCIS para poder controlar Madrid

El Ministerio solo tiene en cuenta las camas instaladas y cifra los enfermos graves en el 41,87%, por encima del umbral del 35%

Los criterios escogidos por el Ministerio de Sanidad para recuperar el control sobre el virus SARS-CoV-2 van a tener como principal comunidad damnificada a Madrid.

En general, los parámetros gozan del consenso internacional de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC), que consideran que, una vez superados, deberían saltar todas las alarmas sanitarias.

Uno de los problemas, sin embargo, es determinar qué datos se utilizarán para considerar que se han superado o no, y algunos de ellos están hinchados en las estadísticas del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) de Fernando Simón, el órgano que sirve de cocina estadística de las cifras con las que el departamento que dirige Salvador Illa podría intervenir en municipios y ciudades.

Dos de los casos más llamativos tienen que ver con las camas ocupadas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS) y en las plantas de los hospitales. Según los datos del CCAES del pasado 1 de septiembre, 211 pacientes graves ocupaban camas de críticos en el territorio bajo gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Este número se elevó hasta 412 el pasado 22 de septiembre. Desde entonces, su crecimiento se ha ralentizado hasta situarse la ocupación en 484 el martes, 29 de este mes. El porcentaje ha crecido en apenas unos días del 38% al 41,87%, por lo que Madrid cumpliría uno de los parámetros para ver restringida enormemente su movilidad, fijado en el 35% de ocupación.

Sin embargo, el dato del Ministerio mide la ocupación en base a las camas instaladas, ignorando los planes de elasticidad que están en marcha en éste y otros territorios para hacer frente al incremento de casos. Madrid cuenta en estos momentos con 1.018 camas de UCI y, según sus cifras, las 478 están ocupadas por pacientes Covid, alcanzando un porcentaje del 46,9%.

La capacidad de reacción de Madrid

Sin embargo, la comunidad puede instalar en menos de una semana más puestos hasta alcanzar los 1.900, utilizando para ello unidades de reanimación y quirófanos habilitados, como hizo durante la primera ola. En este caso, la ocupación sobre la capacidad real sería de apenas el 25,15% en estos momentos. «¿Qué sentido tiene tener ya montadas esas 900 camas adicionales si todavía no van a estar ocupadas»?, subraya una fuente sanitaria del entorno de la Comunidad de Madrid.

Con las camas de hospitalización ocurre algo parecido. En estos momentos Madrid dispone de 16.950 en los hospitales de la red pública y concertada. De ellas, 3.222 están ocupadas por pacientes Covid-19, lo que supone un porcentaje del 19%. Sin embargo, la sanidad madrileña dispone de un plan para habilitar rápidamente hasta 24.000 camas totales, la cifra que llegó a montar en la primera oleada de la pandemia.

Además de con Ifema, la Consejería contará a finales de mes con el primer hospital de pandemias de España ya en funcionamiento y los propios hospitales convencionales disponen de capacidad de ampliar camas también.