Vox rechaza que el Congreso rinda homenaje a Manuel Azaña

El partido que lidera Santiago Abascal vota en contra de que la Cámara Baja rinda homenaje al que fuera presidente de la II República

El Congreso organizará el próximo 3 de noviembre un homenaje al que fuera presidente de la II República, Manuel Azaña, coincidiendo con el 80 aniversario de su fallecimiento. Se trata de una propuesta de la propia presidenta, la socialista Meritxell Batet, que ha sido apoyada por el PSOE, Unidas Podemos y el PP y que sólo ha contado con el voto contrario de Vox. Su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros indicó que, en los momentos en los que miembros del Gobierno están llevando a cabo ataques contra el Rey “nos parece inoportuno intentar homenajear a un ex presidente de la República”.

El secretario primero de la Mesa de la Cámara Baja y diputado de En Comú, Gerardo Pisarello, en rueda de prensa, subrayó que rendir tributo a la memoria de Azaña es, a su juicio, una “deuda” con “muchos ciudadanos que lucharon por ampliar la democracia”.

"Hay muchos Azañas a reivindicar", ha dicho el diputado de En Comú, incidiendo en que el presidente de la II República es una figura "trascendental" del republicanismo español que es necesario que sea "reconocida".

El Congreso ya tiene en sus dependencias un busto de Azaña que la Fundación que tutela su legado donó en 2011, así como un tondo en la galería de personalidades ilustres.

Pisarello ha aprovechado para acusar a la derecha de “cuestionar” la tradición republicana democrática queriendo eliminar los nombres de Indalecio Prieto o de Francisco Largo Caballero del callejero de Madrid. “Reivindicar a Azaña supone reivindicar la tradición democrática y republicana de este país sin la cual no se hubieran conquistado muchas libertades”, ha insistido.

El voto “absurdo” de VOX

En la misma línea, el secretario general del Grupo Socialista, Rafael Simancas, ha tachado de “absurdo” el voto en contra de Vox y ha celebrado que la decisión de la Mesa del Congreso de rendir tributo a Azaña, “figura reconocida y celebrada” no sólo por la izquierda española sino también por la derecha.

“Continuar con esa tradición me parece una buena idea”, ha valorado el dirigente socialista, quien ha aplaudido que el PP se haya desmarcado de Vox y ha cuestionado que no haga lo propio en Madrid, donde se intentan “manchar --ha dicho-- la dignidad de dos grandes luchadores por la libertad, como Indalecio Prieto y Largo Caballero”.

Según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias, el homenaje de Azaña será un acto institucional, con las correspondientes restricciones derivadas de la pandemia, en el que previsiblemente la presidenta del Congreso leerá un discurso y se escuchará una pieza musical. Ep