La gestión de la pandemia “arrastra” a la oposición: Abascal e Iglesias, los peor valorados

¿A qué se debe estos resultados tan bajos? Los politólogos consultados lo tienen claro. «Ningún líder ha estado a la altura en la gestión de la Covid», refrendan

Santiago Abascal y Pablo IglesiasLa RazónLa Razón

A parte del debate sobre el posicionamiento de cada partido a un año vista de las elecciones generales, es interesante analizar el desgaste o el impulso de cada líder político. El 2020 ha estado marcado por la pandemia y ello ha provocado un giro a pasos forzados en la estrategia de cada partido. Pero, ¿Quién ha sacado más rédito político por su discurso o su actuación según los ciudadanos? La encuesta de NC REPORT para LA RAZÓN refleja que ningún líder ha estado a la altura. Ninguno aprueba según los siguientes datos. El peor valorado es el presidente de Vox, Santiago Abascal con un 2,7. Le sigue el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias con un 2,8. Con algo más de margen, Inés Arrimadas, con un 3,7. Los mejor valorados son el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez con un 4,1 –a nueve décimas del aprobado– y Pablo Casado que puntúa un 3,7.

Valoración líderes políticos nacionalesLa RazónLa Razón

¿A qué se debe estos resultados tan bajos? Los politólogos consultados lo tienen claro. «Ningún líder ha estado a la altura en la gestión de la Covid», refrendan. Según Eduardo González Vega, consultor político y profesor en el Centro Internacional de Gobierno y Marketing Político de la Universidad Camilo José Cela, «la percepción general de la ciudadanía con los políticos sobre la gestión del virus es mala tanto por parte de la coalición como en el resto de partidos». Cree que los ciudadanos ven que la oposición tampoco ha sabido «aprovechar la oportunidad». De la Vega cree que el Gobierno no ha salido herido. «El Gobierno no se ha fracturado y mantiene el respaldo del bloque de investidura». Sobre Sánchez, cree que le beneficia «la polarización del centro derecha» y a pesar de una mala gestión, gracias a la acción de gobernar y de guiños ideológicos, se ha visto reforzado. En su opinión, Iglesias sí ha perdido por dos motivos; «su futuro judicial le pasa factura socialmente y ser el partido minoritario de gobierno resta». El historiador y politólogo, Jorge Vilches, cree que Sánchez «tiene dos pluses». Se explica; «estar en el Gobierno siempre tiene efecto bandera y arrastre». Opina que Iglesias «no puede encarnar la idea de ser el líder más importante de la izquierda, porque le falta liderazgo» y recuerda que sobre el pesa la falta de contar con un «partido unido».

Sobre Casado, Vilches argumenta que «ha tenido una evolución positiva al adquirir una personalidad propia y diferenciada tanto de Vox como de la izquierda». De la misma opinión es Vega que cree que «está terminando de buscar su identidad como líder y como partido». En cuanto a Santiago Abascal, Fumanal valora que «no consigue ampliar su espacio, la crítica por la crítica tiene un ámbito de crecimiento escaso», puntualiza. En cuanto a Arrimadas, Vilches cree que «el electorado la ha castigado por su indefinición». Fumanal y Vega comparten diagnóstico: «Ha iniciado un reposicionamiento ideológico y habrá que esperar para ver su efectividad», aunque la llamada al voto ultil en otras elecciones podría «perjudicarla».