El pacto del PSOE y Bildu da alas a la “república vasca”

Otegi reconoce públicamente su objetivo con el «sí» condicionado a los Presupuestos

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo OtegiSTEPHANE MAHEREUTERS

«Combatir el Régimen del 78, acabando con la impunidad de las fuerzas policiales»; «Defender el autogobierno y todas sus herramientas de los ataques del Estado Español»; «Defender el derecho de autodeterminación de la ciudadanía vasca expresado a través de un referéndum»; «Defender los derechos de los y las presas vascas, acabando con la dispersión, las medidas de excepción y trabajando para que todas estén en casa»; «Frenar a la derecha fascista»... Basta echar un ojo al programa electoral con el que EH Bildu concurrió a las elecciones del 10 de noviembre para comprobar la incompatibilidad de sus promesas electorales con el actual Estado de derecho y los postulados de la Constitución que rigen nuestro ordenamiento jurídico. EH Bildu, el grupo abertzale que dirige Arnaldo Otegi, nunca ha escondido sus verdaderas intenciones.

La exigencia del vice presidente segundo, Pablo Iglesias, de construir un bloque de «izquierda y plurinacional» como contraposición a los partidos de «la foto de Colón» –en la que se sitúan Vox, Partido Popular y Ciudadanos– y la necesidad del PSOE de sacar adelante los Presupuestos para apuntalar la Legislatura está dando alas a la formación abertzale. En cuestión de semanas han conseguido situarse como un interlocutor político del más alto nivel, a la vez que, –pese a que insisten en que no hay acuerdo para ello–, los presos etarras están cada día más cerca del País Vasco. De hecho, en las últimas semanas hemos asistido al acercamiento de presos históricos de la banda como Txapote. Pero, además, durante las prórrogas del estado de alarma la formación abertzale arrancó el compromiso del PSOE y Unidas Podemos de derogar la totalidad de la reforma laboral de Mariano Rajoy y da la casualidad que anular esta reforma está incluida en el programa electoral de los batasunos.

El hecho de incorporar tanto a Bildu como ERC en el timón del Estado supone delegar en dos fuerzas separatistas – que no esconden sus intenciones– el futuro de España. No en vano, los dos primeros puntos del programa electoral de los batasunos incluyen defender el derecho de autodeterminación a través de un referéndum y defender el autogobierno y todas sus herramientas de los ataques del Estado Español. No hay lugar para la interpretación.

En caso de duda, el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, verbalizó ayer sus intenciones políticas tras el «sí» a las cuentas. En una entrevista en TV3, situó el respaldo al Gobierno de coalición como un primer paso en su estrategia de la construcción de la «República vasca». «Tenemos un proceso en marcha para crecer y conseguir la República vasca», aseguró, y ésta pasa, a su entender, por dar un «sí» a los Presupuestos. «Apoyar las Cuentas abre una ventana de oportunidad en materia de política territorial, penitenciaria y social», insistió. Su confesión se produce tan solo unas semanas después de que el presidente de Sortu y parlamentario de Bildu, Arkaitz Rodriguez, afirmara en el Parlamento Vasco que su apoyo a los presupuestos se enmarca en la estrategia de «tumbar el régimen en favor de las mayorías y los pueblos». Aunque los votos de la formación abertzale no son necesarios para la aprobación de los Presupuesto del Estado, Sánchez ha elegido y ha decidido trabajar codo con codo con quienes quieres destruir España.