Podemos ya duda de la coalición e Iglesias avisa a Sánchez de que “no es bueno tensionar el Gobierno”

Los morados se preguntan ya “para qué sirve” el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos después de que Transportes enfríe la regulación del mercado de alquileres

Thumbnail

Las desavenencias entre el PSOE y Unidas Podemos se recrudecen por momentos. La negociación sobre la ley de la vivienda es el último objeto de tensión entre ambos partidos y la negativa de los socialistas a regular los alquileres ha provocado que los morados se planteen ya públicamente la utilidad del Gobierno de coalición, a pesar de que en los últimos días ambas partes se han esforzado por asegurar que las continuas discrepancias no romperán la coalición.

Esta mañana, era el diputado de En Comú Podem Gerardo Pisarello el que se preguntaba “para qué sirve” el Gobierno, debido a la polémica sobre la regulación del mercado de alquileres, y avisaba de que esta es una “línea roja” para su partido. “Si el Gobierno no vale para mejorar los salarios o para regular los alquileres, ¿para que sirve un Gobierno de coalición progresista?”, se ha preguntado.

La regulación sobre el alquiler se ha convertido en la fuente del conflicto entre PSOE y Podemos en el contencioso que ambas partes mantienen sobre la Ley de Vivienda. En un principio, ambas partes habían acordado intervenir los precios del alquiler. Sin embargo, desde el PSOE ahora abogan por promover incentivos fiscales para que los propietarios, de forma voluntaria y con el visto bueno de Hacienda, bajen los precios. Un cambio de postura que en el seno de la formación morada ni entienden ni comparten. En línea con lo dicho por Pisarello, el secretario de Estado de derechos sociales y portavoz de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, ha afirmado que “es difícil de entender este cambio de opinión del PSOE con una cuestión tan crucial para la vida de tantos españoles”. Los alquileres no son, sin embargo, el único motivo de fricción entre las dos partes. Los socialistas tampoco quieren atender otras exigencias de Podemos como rebajar de diez a cinco las viviendas en propiedad para ser considerado un gran tenedor o prolongar de forma indefinida la prohibición de desahuciar a las familias vulnerables sin alternativa habitacional. Tampoco están por la labor de obligar a los grandes tenedores a ceder el 30% de sus viviendas para alquiler social.

Aviso de Iglesias

El propio vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha abonado el sentimiento de malestar de Podemos advirtiendo públicamente hoy -a su llegada a los actos conmemorativos del 40 aniversario del 23-F- al PSOE de que “es bueno no tensionar el Gobierno de coalición”. Iglesias ha querido ser muy claro en su órdago a los socialistas asegurando que el Ejecutivo se tensiona “cuando se incumplen los acuerdos” y ha pedido directamente al presidente del Gobierno que cumpla con lo pactado, en referencia al compromiso de ambos de regular los alquileres. “El Gobierno no existe por la relación entre Pedro Sánchez y yo sino porque existe un acuerdo de Gobierno”, ha explicado para después volver a reiterar que “es un error tensionar el Gobierno”.

En cuanto a la relación entre el presidente y el vicepresidente, tras casi cuatro semanas sin celebrar la reunión de maitines, Iglesias ha tratado de zanjar la polémica al respecto y ha asegurado que “el presidente y yo hablamos con mucha frecuencia y hoy hemos hablado en el Consejo de Ministros”, sin embargo, ha rehuido responder sobre sí se producirá en los próximos días una reunión privada entre ambos, después de conocer ayer, como avanzó este diario, que no se prevé una cita inminente, a pesar de las últimas discrepancias en materia de alquiler.