Bárcenas: “Jamás le he entregado nada a Aznar”

El ex tesorero cree que Rajoy ordenó la “operación Kitchen” y niega ahora en el Congreso que pactara con el PP que su mujer no entrara en prisión por el “caso Gürtel”

Thumbnail

Luis Bárcenas ha negado en la comisión parlamentaria sobre la “operación Kitchen” que entregara sobres con sobresueldos al ex presidente del Gobierno José María Aznar, que está citado a declarar por videoconferencia el próximo miércoles en el juicio de la “caja B” del PP. “Aznar no figura en mis anotaciones y jamás le he entregado nada a él”, ha dicho en relación a esos complementos salariales en “B” que, según él, sí entregó a Mariano Rajoy, entre otros altos cargos de la antigua cúpula del Partido Popular.

El ex tesorero también ha afirmado que cree que fue el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy quien ordenó a la cúpula de Interior la sustracción en 2013 de la documentación comprometedora que guardaba sobre el PP. “Es una suposición, pero así lo creo”, ha matizado en su declaración por videoconferencia desde la prisión de Soto del Real (Madrid).

Bárcenas ha mantenido -a preguntas del portavoz socialista Felipe Sicilia- que tiene “clarísimo” que el entonces secretario de Estado de Interior, Francisco Martínez, “no puede tener un interés personal en ordenar una investigación de esas características sin contar con el respaldo de un superior jerárquico”, el ministro del Interior en esas fechas, Jorge Fernández Díaz.

Para Bárcenas -condenado a 29 años de prisión por el “caso Gürtel” y a quien la Audiencia Nacional acaba de otorgar un permiso de doce días- fue por tanto Rajoy quien debió ordenar a Fernández Díaz -investigado en el “caso Kitchen” al igual que Francisco Martínez- la sustracción de esos papeles. “Entiendo que alguna persona le trasladó su preocupación por cierta documentación”, ha dicho antes de señalar expresamente a “la cúpula del PP y Mariano Rajoy”.

No pidió “nada” al PP sobre su mujer

El ex senador también se ha referido a la entrada en prisión de su mujer, Rosalía Iglesias, condenada a casi doce años de cárcel en el “caso Gürtel”, y a diferencia de lo que aseguró en su reciente confesión a la Fiscalía Anticorrupción, ha negado que alcanzara ningún tipo de acuerdo para que su esposa no ingresara en la cárcel. “Yo no he negociado la entrada o no entrada” su mujer en prisión, ha recalcado a preguntas de la portavoz de Vox, Macarena Olona. E incluso ha llegado a comentar que esa impresión se debe a que “eso está mal redactado por mi abogado”.

“Usted ha mentido abiertamente o bien en el escrito que envió a la Fiscalía Anticorrupción o en la respuesta al portavoz socialista”, le ha reprochado Olona, con quien Bárcenas no se ha mostrado tan locuaz como con el portavoz del PSOE: “No tengo el menor interés en contestarle y no le voy a contestar”. “Cómo lamento que con el portavoz del PSOE se haya mostrado más colaborativo”, ha apostillado irónicamente la portavoz del partido de Santiago Abascal.

“No ha existido ningún pacto”, ha vuelto a insistir a preguntas del portavoz de Unidas Podemos Pablo Echenique, sino solo “unas conversaciones” en las que acordaron “no agredirnos mutuamente”. “En ningún momento se ha hecho mención al tema de mi mujer, porque entendíamos que con base jurídica no debía tener ningún problema, aunque luego no ha sido así”, ha añadido.

Sí se ha pronunciado sobre el supuesto trato de favor a su mujer cuando acudió a declarar a la Audiencia Nacional en mayo de 2012 . “La entrada en la Audiencia Nacional fue en un vehículo de la Policía porque yo se lo solicité a una persona que actuaba en nombre mío ante el señor Rajoy”. Ese intermediario era, según ha precisado, el ex consejero madrileño Alfredo Prada.

Sus 47 millones, por el “alza de las bolsas”

Y respecto a los 47 millones de euros que llegó a acumular en cuentas suizas, el ex tesorero del PP ha insistido en que ese montante fue algo episódico y “se debió al alza de las bolsas en un momento determinado”. “No se ha demostrado que el dinero de Suiza provenga de ahí”, ha subrayado negando que proceda de esa “caja B” de su ex partido, sino de su actividad profesional.

Asimismo, ha negado que -como ha asegurado Olona que le contó Villarejo en su entrevista en prisión- detrás de esas cuentas estuvieran varias personas, entre ellas el ex secretario general del PP Javier Arenas. “No tengo nada que decir sobre ese tema. Siempre he dicho lo mismo: ese dinero es exclusivamente mío y que no hay ningún titular más de esa cuenta”.

Y eso que Bárcenas comenzó su intervención dejando claro que no iba a declarar “por imperativo legal”. “Soy el primer interesado en que este tema se pueda averiguar hasta el final -ha recalcado- y en saber si la cúpula del PP de Rajoy y del Ministerio del Interior ordenó el robo de la documentación delicada que yo custodiaba y si organizaron el secuestro de mi familia”.

Una matización que luego no cumplió, pero que aprovechó para entonar un mea culpa. “Como saben me he arrepentido públicamente en sede judicial tanto por habernos saltado la ley electoral como la ley de financiación de partidos en beneficio del Partido Popular y he asumido la ilegalidad que cometimos”, ha asegurado al tiempo que instaba a “otros” a asumir las suyas.