ERC ve insuficiente los indultos y se marca como objetivo Alsasua

Rufían pregunta a Sánchez por cuál va a ser el siguiente paso y pide una reforma del Código Penal o una solución para la multa del Tribunal de Cuentas

Thumbnail

Los independentistas quieren más. Después de los indultos a los líderes del procés encarcelados, el líder de ERC, Gabriel Rufián ha preguntado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez por cuál será su siguiente paso con Cataluña. “¿Y ahora, qué?”.

Sánchez le devolvió la pregunta, a su vez, cuestionándole por “los planes de ERC y el Govern. “Esta no es una sesión de control a ERC”, se ha zafado Rufián. Sin embargo, el tono entre ambos ha sido cordial. Sánchez ha agradecido sus palabras “amables” y el líder republicano ha valorado positivamente los indultos, aunque ha recelado sobre si, en realidad, se trata de “valentía o necesidad”, ya que hace dos años “se presentó a las elecciones hablando de la Fiscalía y hoy habla de política”.

“Todos saben lo que nos gusta a nosotros hablar de política”, ha dicho Rufián, apuntando inmediatamente que no es suficiente, porque existe en España todavía “mucha represión”. En este punto, ha deslizado que se tienen que resolver situaciones como las de los condenados por la agresión de Alsasua y que “hay muchísimo por recorrer” en cuanto a la ley mordaza o el Tribunal de Cuentas -que investiga la malversación de fondos públicos para el procés- señalando así que éste podría ser el siguiente paso de “concordia”, lo que provocó la protesta de las bancadas de la oposición. “Ustedes no serán un gobierno de izquierdas real mientras haya una sola persona en este país que sea amenazada o golpeada por manifestarse”, ha espetado.

“Agenda de reencuentro”

Por su parte, el presidente ha defendido “el planteamiento” que su Ejecutivo ha hecho desde el principio, pública y notoria y que ya propuso a Quim Torra, la “agenda para el reencuentro” con Cataluña. Sánchez ha recordado que la “autodeterminación no es constitucional” y que “no podemos seguir fracturando a la sociedad catalana”. En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha señalado que “en la democracia española cada cual puede defender las ideas que considere, yo no voy a convencerles de que la mejor solución no es la independencia, lo único que les voy a pedir es que defiendan la Constitución, el Estatut y la legalidad”.

En la respuesta a la diputada de Junts, Miriam Nogueras, Sánchez también ha reconocido que “la medida de gracia no va a resolver lo que está pasando en Cataluña”, pero sí supone dar un primer paso. “El momento ha llegado ahora. El desafío merece la pena”, ha zanjado.