La jueza envía a prisión a tres de los detenidos como presuntos autores de la muerte de Samuel Luiz

Cuatro de los detenidos, tres hombres y una mujer, han llegado encapuchados en dos coches y un furgón esta mañana al juzgado. Posteriormente han sido detenidos otros dos menores

La titular del Juzgado número 1 de Instrucción de La Coruña ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para tres de los cuatro primeros detenidos como presuntos homicidas de Samuel, mientras que la Fiscalía no solicita prisión para la joven que también pasó hoy a disposición judicial.

Según indican fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, los cuatro son investigados como supuestos autores de un delito de homicidio o asesinato, pendiente de definir en el transcurso de la instrucción.

Los cuatro detenidos como presuntos autores del crimen de Samuel, han pasado este viernes a disposición judicial. Alrededor de las 10 de la mañana, los jóvenes -tres hombres y una mujer de entre 20 y 25 años- han llegado al Juzgado de Instrucción nº1 de La Coruña en dos coches y un furgón. Posteriormente se conocía que habían sido detenidos otros dos menores también relacionados con el crimen.

► Lea aquí toda la información sobre el crimen de Samuel

En una primera tanda han entrado en el juzgado dos de los acusados, encapuchados y con sudadera negra. Pocos minutos más tarde, en el furgón, el tercer varón y la mujer, ambos también encapuchados.

Está previsto que a lo largo del día presten declaración ante la jueza de guardia.

Mismo círculo de amigos

Los agresores forman parte del mismo grupo de amigos y no conocían de nada a Samuel, lo que resultará determinante para probar si hubo o no una agravante de odio por homofobia. Para los investigadores ha sido determinante las cámaras de videovigilancia instaladas en varios puntos del recorrido por donde transcurrió la agresión, donde se aprecia cómo Samuel recorrió casi 200 metros tapándose de los golpes hasta que cayó en el suelo a la altura del número 2 de la avenida Buenos Aires. Ya inconsciente en el suelo, los violentos continuaron propinándole patadas en la cabeza y los costados. Los técnicos de Emergencias lograron recuperarle el pulso pero Samuel murió de camino al hospital. Según la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) la causa de la muerte sería un traumatismo craneoencefálico severo si bien el cuerpo también presentaba politraumatismos.