“El Chicle”, de nuevo a juicio por violar a su cuñada en 2005

La chica tenía 17 años y denunció pero el caso se archivó porque su hermana dio coartada a su marido

Reconstrucción del crimen de Diana Quer por "El Chicle"
Reconstrucción del crimen de Diana Quer por "El Chicle" Archivo

Lleva preso en la cárcel de Mansilla de las Mulas (León) desde mucho antes de ser condenado por el crimen de Diana Quer y ahora desde allí, por teleconferencia, deberá a declarar como imputado por un delito, de nuevo, de índole sexual. El Juzgado de Instrucción número 2 de Noia ha decretado el procesamiento de José Enrique Abuin Gey, “El Chicle” por la presunta agresión sexual a su cuñada en enero de 2005, cuando ella tenía 17 años. Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), la jueza indica en el auto que de las diligencias de instrucción practicadas “se desprenden indicios bastantes” de que el investigado realizó “actos atentatorios contra la libertad sexual” de la denunciante. Así, relata que presuntamente la convenció para llevarla en coche al instituto, pero se desvió del trayecto hasta detener el turismo en un parque del término municipal de Lousame (A Coruña).

Violada “por chivata”

Una vez allí, según se desprende de las pruebas practicadas hasta ahora, le cogió su teléfono móvil, cerró el coche, la intimidó con un cuchillo o navaja y la obligó a mantener relaciones sexuales, según recoge Europa Press. Tras la presunta agresión sexual, según el auto, la dejó en las inmediaciones del instituto, “no sin antes advertirle de que, si lo denunciaba, mataría a su hermana, a su hija y luego iría a por ella y a por sus padres”. Además, le dijo que la había violado por “chivata”, haciendo referencia a que la menor le había contado a su hermana que unos meses antes, en julio de 2004, su marido le había tocado el pecho por encima de la ropa.

La instructora asegura en el auto de procesamiento que los hechos revisten, salvo ulterior calificación, los caracteres de un delito de agresión sexual con penetración vaginal, con la concurrencia de las agravantes de prevalimiento, pues la víctima era su cuñada y tenía 17 años, y de haber cometido la agresión haciendo uso de arma blanca. La jueza descarta la prescripción, pues se trata de delitos contra la libertad e indemnidad sexual con víctima menor de edad.

Entre otros motivos por los que el caso quedó archivado fue porque la hermana gemela de la víctima, Rosario (la ex mujer de Abuín) dio coartada a su marido, al igual que hizo primeramente con el crimen de Diana Quer, cuando aseguró que aquella noche había estado con él.

Abuso prescrito

En la resolución, recuerda que el término de la prescripción se computa desde el día en que la afectada alcanzó la mayoría de edad, en 2005, por lo que no estaría prescrito hasta 2020, y las diligencias se reabrieron en 2018. La jueza, sin embargo, entiende que tanto el delito de abuso sexual presuntamente cometido por el procesado en 2004 sobre su cuñada (cuando supuestamente le tocó un pecho por encima de la camiseta), así como el de amenazas, derivado de las expresiones de muerte que supuestamente profirió el día de la agresión sexual, prescribieron en 2010.

La jueza considera que el relato de la víctima durante todos estos años “ha sido coherente y consistente” y que se ha corroborado “por el resultado de otras diligencias de investigación”. En este sentido, el hecho de que Abuín haya sido condenado por el asesinato de Diana Quer, cometido en agosto de 2016, y por intentar agredir sexualmente a una joven en Boiro en diciembre de 2017, “refuerza los indicios de veracidad” de la denuncia de su cuñada, pues se constata “el mismo modus operandi”.

Paralelismo con Diana Quer

La jueza indica que el procesado “habría ejecutado los hechos en solitario, sin contar con la ayuda de cómplice o coautor alguno, presentando las tres víctimas características físicas similares”. Además, destaca que “se aprecian paralelismos en su forma de actuar, al apoderarse del móvil de las víctimas y hacer uso de algún instrumento peligroso, cuchillo o similar, para amenazarlas y conseguir su propósito”.

La declaración del acusado tendrá lugar el próximo día 26 por videoconferencia desde la prisión de León.