Podemos Asturies despide a una indefinida de 58 años tras pedir una excedencia por motivos de salud

Mayi Colubi se encuentra en un limbo laboral sin poder cobrar el paro ni buscar otro empleo. La formación ha echado a cuatro trabajadores en el último mes, tres de ellos mujeres

Militantes de Podemos se manifiestan contra el despido irregular de cuatro trabajadores, un día antes de que se apruebe la reforma laboral
Militantes de Podemos se manifiestan contra el despido irregular de cuatro trabajadores, un día antes de que se apruebe la reforma laboral FOTO: Asturies Dende Cerca La Razón

Mayi Colubi Cervero tiene 58 años. Durante cinco años ha trabajado para Podemos Asturies, con un trabajo indefinido como personal laboral. Sin embargo, todo cambió cuando pidió una excedencia de nueve meses por motivos de salud. Su vuelta se convirtió en un infierno. “Pedí mi reincorporación en tiempo y plazo y me han dejado sin poder cobrar el paro, sin poder buscar otro puesto de trabajo, ya que mi relación todavía estaba con Podemos. Estoy en un limbo laboral que genera estrés, genera no poder hacer nada. Estás como paralizada”

Una situación de parálisis y desconcierto que la ha llevado a denunciar su situación: “Qué menos que contestar a una trabajadora que les está pidiendo su reincorporación por los cauces que ellos mismos establecieron. Entonces, qué menos que contestar... lo que sea para que yo pudiera hacer algo con mi vida”.

Sin embargo, no es la única que se encuentra en esta situación. Mayi es la cuarta empleada despedida por Podemos en el último mes. Tal y como relata el representante legal de esta trabajadora, Francisco Suárez, podríamos estar hablando incluso de “discriminación de género”, ya que tres de los cuatro cesados son mujeres (75%) y lo que es peor “sin causa alguna”.

“No quieren ningún tipo de acuerdo. Hace 30 días la actual coordinadora autonómica, Sofía Castañón, decía desconocer. Después de 30 días conoce de sobra. Tenía que decidir si posicionarse con la antigua reforma laboral de Mariano Rajoy o con la clase trabajadora y bueno, hoy acreditamos que está más con la anterior reforma que con los trabajadores”, denuncia Francisco Suárez. La situación chirría, más cuando hoy se vota la nueva reforma laboral y no sólo no han querido “ningún tipo de acuerdo” con ninguno de los despedidos. “Un partido que se supone tiene que defender los derechos de los trabajadores, usa artimañas que ya no se ven ni en la patronal”, recrimina el abogado.

Por este motivo, ayer más de veinte militantes de Podemos se manifestaron bajo el lema “¡Readmisión. Despidos No!”, frente a la sede de la Unidad de Mediación Extrajudicial de Conflictos (UMAC) en Oviedo. Un acto de conciliación al que acudió, por parte de Podemos, el responsable de cumplimiento normativo, César López, el mismo que el pasado mes de diciembre ordenó el vaciamiento de 200.000 euros de las cuentas de Podemos Asturies destinados a organizaciones sociales. El Comité Electoral resolvió que este hecho suponía una injerencia grave en el proceso electoral. Sea como fuere, López señaló que no se iba a llegar a ningún acuerdo con la trabajadora despedida y que se verían las caras en el juzgado laboral.

En todo momento, el representante legal de los trabajadores ha querido dejar claro que los cuatro despedidos formaban parte del “personal laboral”, no eran personal de confianza. Asimismo, ha señalado que, si bien Mayi tenía contrato indefinido, las otras tres eran contrataciones en “fraude de ley” y por tanto tienen carácter indefinido.

“Se pide la nulidad del despido porque hay vulneraciones de derechos fundamentales muy graves y de los derechos más elementales de los trabajadores. Recordemos que son trabajadoras, en este caso con 58 años, que no acceden al paro. La dejan sin comunicación alguna, sin opción a prestación por desempleo”, recuerda Francisco Suárez.