Famosos

El actor Luis Lorenzo y su pareja seguirán en libertad: la jueza rechaza enviarlos a prisión

La magistrada que investiga el envenenamiento de la tía política del actor desoye a la familia de la anciana fallecida y mantiene las medidas cautelares que ya les impuso tras ser detenidos

El actor Luis Lorenzo y su pareja, Arancha Palomino -investigados por la muerte de la tía de esta última, María Isabel Suárez- seguirán en libertad. Así lo ha decidido, según fuentes jurídicas, la jueza Elena Sanz Collado, que investiga su presunta responsabilidad en la muerte por envenenamiento de la anciana, que falleció en 2021 a los 85 años, tras la comparecencia de ambos en el Juzgado de Instrucción número 9 de Arganda del Rey (Madrid) ante la petición de la acusación particular, que ejerce el hermano de la víctima, de que ingresaran en prisión provisional.

Según esas mismas fuentes, la acusación que representa a la familia de la víctima ha sustentado su petición en la gravedad de los hechos que se imputan a Lorenzo y Palomino, y en el hecho de que aún quedan diligencias por practicar (sugiriendo un posible riesgo de destrucción de pruebas por parte de los investigados).

La magistrada, sin embargo, ha rechazado acordar la medida de privación de libertad y ha optado -con el respaldo de la Fiscalía- por mantener las medidas cautelares que impuso a Lorenzo y su pareja el pasado 27 de mayo tras ser detenidos por la Guardia Civil por su supuesta responsabilidad en la muerte de la mujer y puestos a disposición judicial.

Entonces, la instructora les retiró el pasaporte y les obligó a comparecer cada semana en el juzgado. Pero la acusación particular, que no estuvo presente en la vistilla en la que la Fiscalía solicitó esas medidas (descartando la prisión provisional), recurrió la medida, lo que finalmente ha llevado a la juez a repetir la comparecencia para no vulnerar el derecho de defensa de la familia de la víctima y no evitar así una posterior nulidad del procedimiento por este motivo.

La autopsia al cadáver de la anciana (que reclamó su hermano, José María Suárez, quien desconfió que hubiese muerto por causas naturales) desveló que su fallecimiento se desencadenó por un envenenamiento de “etiología homicida”. La jueza citó a declarar el próximo miércoles a las dos médicos forenses que examinaron los resultados de esa autopsia. Una de ellas (de Avilés) ha pedido a la magistrada declarar por videoconferencia, a lo que la instructora ha accedido según las fuentes consultadas.

Quien no podrá comparecer será la facultativa del Instituto Anatómico Forense de Madrid, que se ha excusado porque ese día se encuentra fuera de España, en Panamá, por lo que Sanz Collado ha decidido finalmente aplazar esa pericial.