MENÚ
jueves 23 mayo 2019
22:55
Actualizado

Del “tesisgate” al “impertinente”

El líder de Ciudadanos le entrega al líder del PSOE su tesis doctoral; este, a modo de respuesta, le entrega el libro de “Santiago Abascal. España Vertebrada”

  • Sánchez hace entrega de una copia de “Santiago Abascal. La España Vertebrada”
    Sánchez hace entrega de una copia de “Santiago Abascal. La España Vertebrada” /

    Captura de vídeo

Tiempo de lectura 2 min.

24 de abril de 2019. 04:04h

Comentada
Andrés Bartolomé 23/4/2019

Atresmedia reúne 24 horas después a los candidatos a la presidencia del Gobierno, y los dardos tardan poco en cruzar el aire. Es el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien al cuarto de hora insiste en la idea del día anterior sobre la falta a la verdad de dos de sus contendientes cuando se le echa en cara que pactó con los independentistas: «Las mentiras vuelan entre el señor Casado y el señor Rivera. Cada vez se parecen más a la ultraderecha».

«Está tomando el pelo a toda España», dice Rivera, y salta Casado en referencia a la reunión con Quim Torra: «¿Entonces Pedralbes qué fue, una jornada de picnic?» , e insiste en que «el más mentiroso es el señor Sánchez. Todo el mundo ha visto que usted pactó con los independentistas», afirmación que reitera el líder de Cs y vuelve a negar el candidato del PSOE. «Es falso, es mentira. No es no, y nunca es nunca», se obstina el presidente, que coprotagoniza uno de los mejores momentos de la noche cuando Rivera le regala su «tesis de mentira» –«he traído un libro que usted no ha leído»– y él le obsequia a su vez con «La España vertebrada», el volumen sobre Santiago Abascal que ha escrito Fernando Sánchez Dragó.

Interviene Pablo Iglesias: «No hace falta insultarnos, ni llamarnos mentirosos». «Usted qué es señor Iglesias, ¿el árbitro?», apunta Rivera con sorna, aunque porfía después el líder de Podemos para que los contendientes vuelvan al orden.

Pero el presidente de Ciudadanos está acelerado y lo mismo cerca a Sánchez que se encara con Pablo Casado, al que achaca que durante los gobiernos del PP no se hizo nada para favorecer la natalidad o subir el IRPF. El rifirrafe está servido, ambos se enzarzan y a duras penas se les entiende. Los moderadores intervienen y Ana Pastor advierte –no será la primera vez–: «Si hablan a la vez no se les escucha». Mientras, el presidente sigue con su mantra sobre «las mentiras de Rivera y Casado». «Señor Sánchez, está usted muy nervioso», le advierte el líder naranja, muy combativo, que se dirige así al líder del PSOE en otras ocasiones.

Mientras se está hablando de vivienda, el hasta entonces sereno Pablo Iglesias se lanza a por Albert Rivera, que le acusa de mentir. «Es usted muy maleducado, señor Rivera, esta táctica de interrumpir es impertinente».

El bloque de violencia de género desata de nuevo el choque entre Sánchez y Casado y luego entre Rivera y el líder socialista. «España no se merece un presidente como el señor Sánchez que no está a la altura», dice el candidato de Cs. «No sea mezquino», le recrimina Casado al socialista: «Usted no tiene ninguna responsabilidad moral para rectificar al Partido Popular». Suben el tono y la temperatura. «Siento vergüenza por cómo discurre este debate», tercia el «árbitro» Iglesias.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas