MENÚ
martes 15 octubre 2019
01:57
Actualizado

Covite pide acabar con el odio frente a la marcha en el cuartel de Oñati

  • La presidenta de(Covite, Consuelo Ordóñez (c), Pilar Ruiz (i) y Laura Martín, durante su protesta frente a la cadena humana contra de la presencia de la Guardia Civil que ha rodeado hoy el cuartel de la Benemérita de Oñati, organizado por "Fan Hemendik".
    La presidenta de(Covite, Consuelo Ordóñez (c), Pilar Ruiz (i) y Laura Martín, durante su protesta frente a la cadena humana contra de la presencia de la Guardia Civil que ha rodeado hoy el cuartel de la Benemérita de Oñati, organizado por "Fan Hemendik".

Tiempo de lectura 2 min.

14 de junio de 2015. 10:51h

Comentada
13/6/2015

Varios cientos de personas convocadas por el colectivo de la izquierda abertzale "Fan hemendik" han formado hoy una cadena humana que ha rodeado el cuartel de la Guardia Civil en Oñati (Gipuzkoa), mientras tres miembros de Covite han permanecido junto al edificio con carteles en los que se leía "Fuera el odio".

La cadena humana, que se ha desarrollado en un ambiente festivo, la han formado los participantes en una manifestación convocada a las 19.00 horas por "Fan hemendik" (Fuera de aquí) y que ha discurrido por las calles de la villa guipuzcoana tras una pancarta con la leyenda "Utzi pakean" (Dejarnos en paz) y en la que se han coreado gritos como "Esos de enfrente torturan a la gente".

Una vez rodeado el edificio los integrantes de la cadena humana han bailado al ritmo de la música que han instalado alrededor del cuartel, en cuyas inmediaciones se habían desplegado varias dotaciones de la Ertzaintza.

En cuanto los manifestantes han llegado al cuartel, la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, junto con Concepción Fernández, viuda de un guardia civil asesinado por ETA, y Laura Martin, viuda de la última víctima de los GAL, se han colocado en la fachada del edificio con varios carteles en los que se leía "No son perros, nos liberan de la serpiente" y "Odio fuera".

En declaraciones a los medios de comunicación una vez terminada la protesta, Ordóñez ha señalado que la cadena humana constituye una "incitación al odio" que "no se permitiría en ningún sitio" y que sus integrantes "se sienten muy orgullosos del pasado criminal de ETA".

Ordóñez ha señalado que Covite ha llevado a cabo esta acción para defender la "dignidad de todos" y la de las familias de los guardias civiles que viven en el cuartel con sus niños, "que no deberían oír eslóganes como los que han escuchado hoy".

Covite pidió el pasado 2 de junio que se prohibiera la cadena humana en torno al cuartel de Oñati, que el colectivo "Fan hemendik" lleva a cabo desde hace varios años, y criticó la "impunidad" con la que la izquierda abertzale "denigra públicamente a la Guardia Civil sin que las instituciones hagan nada para impedirlo".

También el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, solicitó el pasado miércoles al Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco que no autorizara el acto porque es "vejatorio para los componentes de la Benemérita y sus familias".

La consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, rechazó ayer en el pleno de control del Parlamento Vasco una prohibición preventiva del acto porque en la convocatoria no se observaba que "concurran indicios que puedan constituir delito y como tal potencialmente generadores de alteraciones del orden público".

Últimas noticias