MENÚ
sábado 15 junio 2019
05:07
Actualizado

De Abascal al niño de Bescansa

  • Carolina Bescansa con su bebé en el Congreso
    Carolina Bescansa con su bebé en el Congreso

Tiempo de lectura 4 min.

21 de mayo de 2019. 04:01h

Comentada
Rocío Esteban Madrid. 21/5/2019

La XIII Legislatura que arranca hoy nos dejará seguro imágenes para la historia. Veremos por vez primera la entrada de Santiago Abascal en el Congreso seguido de sus 23 diputados. Su ubicación en los escaños de la Cámara, la posibilidad que éstos acaben ubicados en el “Gallinero” -al lado de donde se sentará el diputado de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que accederá al mismo en silla de ruedas- serán algunas de las fotos que copen las portadas de los diarios.

Pero la primera anécdota del día se conoce de antemano. Será el líder de Vox, Santiago Abascal, el primero en jurar o prometer la Constitución, al abrir la lista por orden alfabético de los 350 diputados del Congreso (siempre después de que lo hagan los ministros del Gobierno en funciones). La fórmula que utilice para acatar la Constitución es hasta ahora también una incógnita y puede que sea una de las protagonistas. Pues la semana pasada, en las cortes valencianas, sus diputados juraron su cargo “por Dios y por España”. Recuerda a cuando en 2016 los diputados de Unidas Podemos recurrieron a un formato entonces polémico: “Prometo acatar la Constitución y trabajar para poder cambiarla. Nunca más un país sin su gente y sin sus pueblos”.

Los madrugadores y el "diputado" más silencioso: el bebé de Bescansa

A los momentos que hoy se sucedan en el Congreso, quedan ya para los anales de la Cámara Baja, acontecimientos protagonizados por sus Señorías en las pasadas legislaturas. En el 2016, los diputados avanzaban desorientados hacia los escaños. Para no quedarse sin sitio -puesto que el día de la Constitución del Congreso los diputados no tienen asignado un escaño- los hubo madrugadores, como Toni Cantó que fue uno de los que primero accedió al Hemiciclo para reservarse a él y a sus compañeros asientos centrales.

Sin embargo, el protagonista de aquella jornada fue el “diputado” más joven y también el más callado: Carolina Bescansa, la hasta entonces diputada de Unidas Podemos, acudió a la formación del Congreso con su bebé de seis meses en brazos. El niño puede presumir ya de haber pasado por casi todos los escaños en el Congreso y de llegar a votar, incluso, la presidencia del Congreso, que recaería entonces en la figura del socialista Patxi López.

El juramento de los diputados de Unidas Podemos también fue muy comentado: recurrieron a un formato diferente y que seguro hoy repetirán. Una diputada de ERC, Ester Capella Farré también protagonizó otro de los momentos de la Cámara, pues la mesa del Congreso confundió su apellido y al terminar las designaciones lo reclamó. “Mi apellido no es ese”, llegó a decir. La habían designado como Capdevilla.

Monedero y su bici o la charanga de Compromís

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero también acaparó los focos. Lo hizo por querer entrar en el Patio del Congreso en bicicleta. Sin embargo se vio obligado a buscar aparcamiento fuera de las dependencias de la institución cuando un Policía se lo impidió. En bici llegaron también los diputados de EQUO, pero eso sí, aparcaron fuera. Quizá veremos de nuevo la Charanga de los diputados de Compromís, la que les acompañó en 2016 para entrar en la Cámara.

Últimas noticias