Crisis migratoria

El Gobierno cancela de forma inesperada la Sectorial de Migraciones prevista para este lunes

El retraso de la cita que pidió el PP provoca protestas de la FEMP y las comunidades autónomas, con Canarias al frente: «No puede esperar»

Jose Luis Escriva en el Pleno del Senado
Jose Luis Escriva en el Pleno del Senado. David JarDavid JarPHOTOGRAPHERS

La Comisión Sectorial de Migraciones prevista para este lunes ha sido cancelada de forma inesperada. Según el Gobierno, por la falta de quorum de los representantes de las comunidades y ciudades autónomas, al ser menos de la mitad aquellos que podían asistir. Según fuentes del ministerio, la reunión se suspende al ser menos de la mitad (nueve) los representantes de las comunidades y ciudades autónomas que asistirían, y más adelante se informará sobre la fecha de una nueva convocatoria.

Sin embargo, este aplazamiento ha provocado protestas en varias regiones, empezando por Canarias, que soporta uno de los mayores pesos migratorios, y donde sus responsables aseguran que no se puede «esperar más».

El pasado 6 de noviembre el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones informó de la convocatoria prevista para el 20 de noviembre, con participación de los consejeros autonómicos y representantes de los entes locales.

La convocatoria de la sectorial, pedida por el PP, fue acordada en la reunión que mantuvo a principios de noviembre el ministro José Luis Escrivá con los consejeros y con alcaldes de los principales municipios para informarles de los traslados de migrantes a la península. Escrivá se comprometió entonces a «agilizar más aún» la información sobre los traslados, aunque explicó que no siempre se pueden anticipar las derivaciones con muchos días porque la situación evoluciona con rapidez.Se trata de traslados de migrantes adultos, ya que los menores permanecen en Canarias bajo la tutela de la comunidad autónoma.

La reunión se iba a celebrar en la sede del ministerio presidida por Escrivá y, como marca su reglamento, iban a participar en ella los consejeros autonómicos competentes y tres representantes designados por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Las reacciones no se hicieron esperar. Desde la FEMP, su presidenta, María José García-Pelayo, pidió que se vuelva a convocar de manera urgente, y considera que se ha cancelado por «la falta de Gobierno en España» y no por la «falta de quorum de los representantes autonómicos». «La inmigración no puede esperar», dijo García-Pelayo.

La consejera de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, Candelaria Delgado, lamentó la suspensión, dijo que el archipiélago «no puede esperar más» y necesita soluciones y medidas urgentes. «Lamentamos profundamente la decisión. Hay que recordar que esta Sectorial lleva cinco años sin convocarse», señaló Delgado. La consejera exigió que, de forma inmediata, «se vuelva a convocar y se atiendan las demandas del Gobierno canario». Delgado mencionó la creación de una red estable de acogida de menores migrantes en todo el territorio español, el establecimiento de un mando único en materia de inmigración y que el Estado solicite la activación del mecanismo de protección civil comunitaria.

La consejera madrileña de Familia, Juventud y Asuntos Sociales, Ana Dávila, tachó de «falsa» la «excusa» del Gobierno central para cancelar la conferencia, y ve un ejercicio de «cinismo» cómo ha pasado de los «abrazos y la propaganda del “Aquarius”» a la más «absoluta improvisación».

Por su parte, el Gobierno regional murciano lamentó, en un comunicado, «la falta de respeto que han sufrido las comunidades autónomas por parte del Ejecutivo central al desconvocar la Conferencia Sectorial de Inmigración» con tan solo un día de antelación.

La Consejería andaluza de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad ha lamentado la decisión unilateral del ministerio tras lo que ve "desinterés" y "falta de transparencia". "La falta de lealtad del Gobierno es evidente y ahora pretende sacudirse la responsabilidad de cancelar la conferencia sectorial de mañana echándole la culpa a las comunidades", ha señalado.

La Junta de Castilla y León lamentó asimismo «un nuevo retraso». Según informó la Junta en un comunicado, «la confirmación de asistencia no es obligatoria, por lo que el número de confirmados no es un hecho determinante para su cancelación y, además, existe la posibilidad de delegación del voto en otra de las comunidades asistentes».

«Por otra parte, lo que no se confirma en ningún momento es la asistencia del ministro a la reunión», añadieron en el comunicado. Por ello, desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta instaron al ministerio a que vuelva a convocar la conferencia, en tiempo y forma, lo antes posible, «ante la importancia de los temas a tratar y teniendo en cuenta que su convocatoria fue solicitada por varias comunidades hace ya un mes».

Al mismo tiempo, el Departamento de Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón manifestó su rechazo al retraso. El Ejecutivo de Aragón recibió una notificación por correo electrónico informando de la decisión y lamentó el atraso de este foro, imprescindible para coordinar los traslados de migrantes desde Canarias al resto de regiones. Desde el Departamento de Bienestar Social y Familia subrayan que la confirmación de asistencia no es obligatoria, por lo que el número de confirmados esgrimido por el ministerio para cancelarla «no se sostiene». Además, apuntan que la última Sectorial se celebró en 2018 y existe la posibilidad de delegación del voto en otra de las comunidades asistentes.

Por su parte, la vicepresidenta Segunda y Consellera de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda de la Generalitat de Valencia, Susana Camarero, criticó que el problema de la inmigración «no sea una prioridad» para el Gobierno central. Camarero señaló que esta cancelación «viene a demostrar, una vez más, que el ministerio evita dar explicaciones a las comunidades autónomas ante una cuestión tan grave como es la crisis migratoria y pone de manifiesto que carece de una respuesta de Estado».

El consejero de Presidencia, Interior y Diálogo social de Extremadura, Abel Bautista, también ha lamentado que el Gobierno dé la espalda a las comunidades en la gestión del traslado de migrantes y ha criticado que no existiese una comunicación a la Junta para informar de la llegada a Badajoz de 67 personas procedentes de la franja de Gaza.

"Resulta inaceptable e injustificable que el ministro cancele esta reunión tan importante para coordinarnos ante la magnitud del flujo migratorio que estamos experimentando. El Gobierno de Pedro Sánchez no puede seguir dándonos la espalda. Son temas de Estado que no se pueden posponer", ha dicho Bautista.