MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
15:35
Actualizado

Imputado el alcalde de Santiago en el «caso Pokemon»

Ángel Currás, del PP, se declara «inocente» de la acusación de tráfico de influencias y no tiene previsto dimitir

  • El alcalde de Santiago, Ángel Currás, ayer, en rueda de prensa
    El alcalde de Santiago, Ángel Currás, ayer, en rueda de prensa
Santiago de Compostela.

Tiempo de lectura 2 min.

04 de enero de 2013. 03:01h

Comentada
Santiago de Compostela. 4/1/2013

La investigación del «caso Pokemon» hizo temblar ayer los cimientos de otro gran consistorio gallego. Tras la imputación de los alcaldes socialistas de Orense y Lugo, Francisco Rodríguez y José López Orozco, ayer el turno fue para el regidor de Santiago, Ángel Currás (PP), imputado por un presunto delito de tráfico de influencias en el marco de la «operación Pokemon» que investiga irregularidades en las adjudicaciones de diferentes consistorios gallegos a empresas, principalmente al grupo Vendex. La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara Cifuentes, tomará declaración al regidor en un plazo de dos semanas, previsiblemente el próximo 17 de enero, así como al jefe de Gabinete de la Alcaldía compostelana, Francisco Castro.

La imputación del regidor compostelano se produce tan sólo unos días después de que acudiese a declarar el pasado 20 de diciembre la edil compostelana del PP, Rebeca Domínguez, que precisamente relevó a Currás al frente de la Concejalía de Educación. Y es que es en este departamento donde se centra la investigación y aunque el regidor compostelano aseguró ayer desconocer el motivo por el que se le imputa, sí que dejó entrever que podría estar relacionado con la contratación de la Escuela de Salgueiriños y la gestión en otros centros educativos en servicios de limpieza o ujieres. Eso sí, el regidor compostelano se declaró ayer «inocente» de los cargos y aseguró que declarará «con la máxima tranquilidad y la confianza de que todo se aclare», por lo que no tiene previsto dimitir. En este sentido, el código del partido, explicó, «está claro» y si se deciden medidas cautelares contra él, pondrá su cargo «a disposición del partido sin ninguna duda». Además, el regidor popular aseguró que informó personalmente de su imputación tanto al PPdeG como al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aunque declinó desvelar el contenido de la conversación con este último.

Los dos principales partidos gallegos en la oposición reaccionaron a la noticia de forma diversa. Mientras el BNG exigió su dimisión «cuanto antes para que su labor no interfiera en la preparación de su defensa ni ésta dificulte la gestión municipal, toda vez que existe una alarma social por la supuesta corrupción» en el grupo de Gobierno del PP, el PSdeG defendió su «presunción de inocencia» a través de López Orozco. Eso sí, con reproche incluido de éste al PP, por haber pedido su dimisión cuando fue imputado. «No voy a aplicar lo que me quiso aplicar a mí el PP, sino todo lo contrario. Lo mismo que me apliqué a mí, se lo aplico al alcalde de Santiago», dijo Orozco.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs