MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
05:56
Actualizado

Leonor empieza su vida oficial de Princesa

La Princesa Leonor visitará este sábado por primera vez en visita oficial el Principado de Asturias, título que ella ostenta como heredera de la Corona de España

  • Fotografía oficial de la Princesa de Asturias, Leonor, con motivo de su decimosegundo cumpleaños. La imagen fue realizada por el Servicio de Fotografía de Casa de Su Majestad el Rey el pasado 12 octubre en el Palacio Real / Efe
    Fotografía oficial de la Princesa de Asturias, Leonor, con motivo de su decimosegundo cumpleaños. La imagen fue realizada por el Servicio de Fotografía de Casa de Su Majestad el Rey el pasado 12 octubre en el Palacio Real / Efe

Tiempo de lectura 8 min.

07 de septiembre de 2018. 17:16h

Comentada
Carmen Enríquez 7/9/2018

La presencia de la Princesa Leonor en Covadonga, en su primera visita oficial como heredera de la Corona al Principado, que da nombre al título que va unido a su condición de sucesora al trono, marca un punto de inflexión en la aún joven trayectoria de la hija mayor de los Reyes. Ella empieza una nueva etapa de su vida en la que tendrá que asumir un papel institucional que poco a poco formará parte de sus obligaciones cotidianas, que compaginará con su formación académica para desempeñar adecuadamente su título de Princesa.

A pesar del deseo firme de los Reyes de que sus hijas mantuvieran su privacidad durante los años de niñez de forma muy estricta, junto con la súper protección ejercida durante esa etapa por la Reina Letizia, las cosas empezaron a cambiar hace un año cuando el Palacio de la Zarzuela empezó a emitir algunas señales que daban a entender el giro que se iba a producir en la vida de la heredera de don Felipe.

Primera foto oficial en solitario

Fue a propósito del duodécimo cumpleaños de la Princesa Leonor cuando se hizo pública la primera imagen oficial de la Princesa Leonor en solitario que se descargó en la página web de la institución monárquica. Hasta entonces, las fotos oficiales habían mostrado a las dos hermanas juntas pero ninguna de ellas como únicas protagonistas de la imagen. La fotografía mostraba a la primogénita de los actuales Reyes delante de una balaustrada del Palacio Real que da a un patio interior del edificio, que se había tomado un par de semanas antes de hacerse pública. Fue exactamente el 12 de Octubre, día de la Fiesta Nacional, cuando Leonor de Borbón posó para el fotógrafo oficial de la Casa del Rey después de asistir con sus padres y su hermana, la Infanta Sofía, al desfile militar que conmemora cada año lo que fue antes el día de la Hispanidad y que luego pasó a ser la principal fiesta nacional del Reino de España.

La imposición del Toisón de Oro

El siguiente paso que se dio en esta nueva etapa de la Princesa Leonor fue la decisión de don Felipe de celebrar su 50 cumpleaños con un acto de hondo significado dinástico para la Familia Real: la imposición del Toisón de Oro por parte del Rey a su hija mayor, primera persona que encabeza la línea sucesoria al trono de España. Fue una sorpresa que don Felipe optara el día que alcanzaba el medio siglo de vida por un acto tan emotivo como el de entregar a su hija mayor la máxima condecoración que concede la Corona española y que poseen tan sólo Reyes, altos dignatarios o personas excepcionales que han contribuido al engrandecimiento del país.

Fotografía oficial de la Princesa de Asturias, Leonor, con motivo de su decimosegundo cumpleaños

La concesión oficial del Toisón a la Princesa Leonor se hizo el 31 de Octubre de 2015, día de su décimo cumpleaños, pero fue el 30 de Enero de este año, en el que tanto don Felipe como sus padres cambiaban de década –don Juan Carlos y doña Sofía cumplen los 80 este 2018- cuando el actual monarca decidió imponer la distinción a su hija mayor. Hay que señalar también que Leonor es la primera Princesa de Asturias que ha obtenido el Toisón de Oro ya que hasta el reinado de don Juan Carlos, su abuelo, las mujeres no podían recibir la condecoración.

La tradición de la dinastía de la Casa Real Española manda que sea el monarca reinante el que imponga el Toisón a su hijo y heredero cuando aún sea niño. En el caso de don Felipe, fue su padre el Rey Juan Carlos el que le impuso la alta condecoración a su hijo cuando éste tenía trece años.

La entrega del Toisón a Leonor fue el segundo paso importante en ese nuevo camino emprendido por la Casa Real para dar protagonismo a la heredera de la Corona, quien dio una imagen ejemplar de comportamiento en un acto de gran solemnidad al que ella aportó sencillez, naturalidad y una amplia sonrisa en todo momento. Leonor de Borbón supo escuchar atentamente también a su padre cuando éste le trazó ante todos los presentes la línea de comportamiento que deberá presidir siempre su labor como sucesora al trono de España. Don Felipe describió a su hija una amplia hoja de ruta que deberá servir de guía a la Princesa en la que la lealtad a la Constitución, la responsabilidad en el ejercicio de su cargo y el amor a España deberán ser sus prioridades absolutas.

El triple centenario en Asturias

En Asturias, eran muchas las personas que echaban en falta que la heredera al trono visitara el Principado de forma oficial y dar carta de naturaleza así al título de Princesa de Asturias que lleva aparejada la condición de sucesora de Leonor de Borbón. Su padre, el Rey Felipe, recibió los atributos como Príncipe de Asturias en una ceremonia en el Real Sitio de Covadonga celebrado el primer día de Noviembre de 1977, que se convirtió en un acto de homenaje al heredero de la Corona por parte de las autoridades y el pueblo de Asturias. Al principió se diseñó como acto de proclamación del heredero de don Juan Carlos como Príncipe de Asturias pero, ante la protesta de algunos por no estar aprobada aún la Constitución, se dejó en homenaje de los ciudadanos del Principado al heredero del aún recién proclamado monarca.

La Casa del Rey actual ha preferido despojar la presencia de la Familia Real a Covadonga de hoy de cualquier significado que vaya más allá de que va a ser la primera visita oficial de la Princesa Leonor a Asturias. Aunque se ignora si se le va a entregar a la heredera algún obsequio simbólico de su condición de Princesa de Asturias, como el pergamino con su nombre y una venera o concha de peregrino que recibió su padre hace cuarenta y un años, la visita de la Familia Real va a cobrar una gran relevancia para las autoridades y el pueblo asturiano.

La ocasión lo merece sin duda, dada la coincidencia de que este año se celebre el triple centenario de acontecimientos tan importantes para el Principado como son los 1300 años de la rebelión de don Pelayo en Asturias que dio origen a la reconquista del territorio ocupado por los musulmanes, el primer centenario de la coronación canónica de la Virgen de Covadonga, a la que acudieron los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia el 8 de Septiembre de 1918, y el primer siglo de la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga como primer Parque Nacional de España.

Los tres aniversarios serán celebrados con actos sucesivos que comenzarán poco antes de las 12 del mediodía de hoy con la llegada de los Reyes y sus hijas Leonor y Sofía a la Santa Cueva que alberga la imagen de la Santina, Nuestra Señora de Covadonga. Después de venerar la imagen de la Virgen, que es patrona de Asturias, la Familia Real se trasladará a la Basílica, donde al mediodía se oficiará una Misa que irá seguida por un acto en la explanada delante del templo y el recorrido por una exposición instalada en el Museo contiguo a la Basílica que recoge aspectos relacionados con el centenario de la coronación de la Virgen de Covadonga.

Por la tarde, está previsto que los Reyes y sus hijas suban hasta la cima de la montaña de Covadonga, donde se encuentra el lago Enol. Allí se va a inaugurar lo que se llamará de ahora en adelante El Mirador de la Princesa. Un lugar donde apreciar la belleza de ese paraje de los Picos de Europa que estará siempre unido al primer viaje oficial de la Princesa Leonor a la comunidad asturiana.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs