MENÚ
miércoles 21 agosto 2019
14:26
Actualizado

Nadie quiere ya a Clemente tras el “pucherazo”

Igea: “Seguir contando con ella sería un error; Ciudadanos enviaría un mensaje contraproducente”

  • Silvia Clemente en una comparecencia con Ciudadanos / Ep
    Silvia Clemente en una comparecencia con Ciudadanos / Ep

Tiempo de lectura 4 min.

13 de marzo de 2019. 05:15h

Comentada
Andrés Bartolomé 13/3/2019

Tras el “pucherazo” en las primarias de Ciudadanos en Castilla y León, difícil encaje va a tener ahora en el partido naranja Silvia Clemente, la apuesta de Albert Rivera para encabezar las listas de la región en las elecciones autonómicas del 26 de mayo.

El ya candidato de Ciudadanos para los comicios, Francisco Igea, señaló ayer que «el asunto está en manos del comité de garantías», y expresó su deseo de llegar hasta el final. «Se tiene que resolver. Tenemos total confianza», dijo a este periódico sobre la depuración de responsabilidades tras la manipulación de una votación que en un primer momento dio la victoria a Clemente, recién llegada del Partido Popular –donde ha militado los últimos veinte años– y a la que se observaba con recelo entre sus nuevos compañeros de filas.

En línea con el proyecto renovador que ha querido transmitir, Igea no quiere división interna en un partido que pretende vender regeneración. «No podemos perder la fuerza de nuestro mensaje, que es muy claro», apuntaba ayer el candidato, para quien el camino que debe tomar la ex presidenta de las Cortes es claro. «Seguir contando con esta persona sería un error; enviaríamos un mensaje contraproducente si continuara en Ciudadanos», apuntó.

Tras dar la vuelta a los resultados a raíz de su reclamación, Igea quiere centrarse en las autonómicas y despejar cualquier sombra de duda sobre presuntos amaños que, en todo caso, siguen bajo investigación para determinar de dónde salieron esos 82 votos que fueron finalmente anulados.

En aras del consenso, Igea elogió ayer la «exquisita neutralidad» de Albert Rivera en todo el proceso y negó que haya tenido enfrentamientos con la dirección a causa de Clemente, con la que dejó claro que no cuenta. De hecho, el aparato tampoco tiene planes para ella, tal como han asegurado estos días Rivera y el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, responsable de su fichaje, dando la impresión de que se desentienden.

Ella se muestra dispuesta a seguir en Cs, según comunicó ayer –«es el momento de trabajar todos juntos por los castellanos y leoneses»–, pero el futuro en el partido naranja de la que fue consejera durante más de 15 años en el Gobierno de Juan Vicente Herrera es incierto, y ya se ha cobrado un abandono. Su foto en un bar junto al secretario de Comunicación naranja en la región, Pablo Yáñez, incendió las redes y puso en el disparadero a quien «avaló, apoyó y defendió la incorporación al proyecto de Ciudadanos de Silvia Clemente y su candidatura a la Presidencia de la Junta», según explicó él mismo en un comunicado. Yáñez dimitió el lunes y declinó sus responsabilidades en el Comité Ejecutivo Nacional de Cs.

Por su parte, la portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Burgos, Gloria Bañeres, seguirá como afiliada a la formación naranja, pese a que anunció su marcha tras la elección de Clemente como candidata, si bien confía en que se depuren responsabilidades. «Son unos sinvergüenzas, han tocado lo más sagrado, ensuciando al partido y a sus afiliados», dijo en declaraciones a «El Norte de Castilla».

Ciudadanos quiere dar por zanjado este escándalo, pero desde otras comunidades, como Cantabria, Madrid y Murcia, se han planteado nuevas peticiones para revisar las votaciones ante las dudas de que se hayan podido producir irregularidades. Fuentes de la dirección de Cs insisten en que se han comprobado las votaciones de todas las primarias y no se ha encontrado ningún problema salvo en Las Palmas, donde hubo un voto de más, que en este caso no alteraba el resultado.

En Madrid ha sido uno de los rivales de Ignacio Aguado, Juan Carlos Bermejo, que también compitió en su día contra Rivera para liderar el partido, el que se ha dirigido a la Comisión de Garantías y Valores para que se revise el escrutinio.

La candidatura de José López en Cantabria va a pedir igualmente la revisión de los votos de las primarias, en las que ganó el portavoz autonómico y hombre de la dirección, el conocido Félix Álvarez «Felisuco».

Murcia ha sido otro de los territorios donde quieren cotejar las actas y ha sido el aspirante que ha quedado segundo, Leonardo Pérez, quien lo ha solicitado tras perder contra Isabel Franco, que obtuvo el 63 por ciento del apoyo de la militancia.

Últimas noticias