Noticias destacadas

El sumario

La "trama Mediador" salpica a "otros cargos políticos"

La Policía cree que Navarro Tacoronte pudo acceder al "Tito Berni" y al general gracias a su parentesco con "un veterano del PSOE" canario

La investigación de la «trama Mediador» implica a "otros cargos políticos" cuyo papel en la maquinaria corrupta los agentes aún no han determinado. Así consta en un informe (incorporado al sumario judicial) del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía, que el pasado julio alertó de la existencia de "serios indicios de que otros cargos políticos" al margen de los ya imputados –el exdiputado socialista en el Congreso Juan Bernardo Fuentes Curbelo, conocido en la trama como "Tito Berni", y su sobrino Taishet Fuentes, ex director general de Ganadería del Gobierno canario y antiguo concejal del PSOE en Fuerteventura– "estarían ayudando y, a su vez, sirviéndose de la organización".

Algunas de estas personas, explican los agentes, ya se "divisan" en la transcripción de las conversaciones intervenidas a los principales investigados, aunque admiten que hasta el momento "no se ha podido ahondar" en su papel en la trama investigada dado la ingente documentación pendiente de analizar.

Porque una de las incógnitas que planteó desde un principio la investigación a los agentes es como el "mediador" que da nombre a la red corrupta –Antonio Navarro Tacoronte, al que define como un "sujeto con numerosos antecedentes por estafa" pudo conseguir erigirse en intermediario de "un diputado, un alto cargo del Gobierno de Canarias y un general de División de la Guardia Civil" (Francisco Espinosa, ya jubilado, el único imputado que se encuentra en prisión provisional por esta causa).

"Profundas habilidades sociales"

En ese mismo informe, la Policía apunta una posible explicación: el «mediador», señalan los agentes, "es el sobrino de Julián Navarro, un veterano del PSOE en Las Palmas de Gran Canaria y Fuerteventura". Y aunque no precisan si fue a través de él como Antonio Navarro consiguió contactar con Juan Bernardo Fuentes y el general Espinosa, exjefe de la Comandancia de Las Palmas, sí puntualiza que este hecho, unido a sus "profusas habilidades sociales", fue el que le permitió "reunirse con los más altos cargos de distintas administraciones" para, "al servicio y bajo las órdenes" de la cúpula de la trama, "crear una cadena" de empresarios y "ganaderos" que serían los encargados de efectuar los "emolumentos ilegales a toda una organización criminal".

Establecido el contacto, a partir de septiembre de 2020 el "Tito Berni" y Antonio Navarro, continúa el informe, comienzan a relacionarse a través de conversaciones de WhatsApp. Y ya en estos momentos iniciales de relación, el diputado socialista le remite al "intermediario" el teléfono de su sobrino Taishet Fuentes, quien le había sustituido como director general de Ganadería del Gobierno de Canarias.

Desde esa fecha, señala la Policía, se pone en marcha un "engranaje perfecto" para conseguir pagos de varios empresarios "bajo la promesa de ayuda para ampliar sus negocios", la supervivencia de los mismos (cuando se ofrecían para anular o suavizar sanciones y expedientes) "o incluso mediante el uso de la extorsión" (en ocasiones por medio de las fotografías con prostitutas realizadas en los burdeles en los que remataban en Madrid las jornadas con los empresarios, siempre a su costa).

"¿Es del PSOE?"

Los supuestos contactos de la red investigada por corrupción con políticos y altos cargos asoman igualmente en la transcripción de algunas conversaciones intervenidas por orden judicial (y también incorporadas al sumario).

Así ocurre, por ejemplo, en la conversación telefónica mantenida el 10 de enero de 2021 entre Antonio Navarro y el empresario José Santiago Suárez Estévez, "José Drones" (que contactó con la trama para implantar servicios de drones en granjas y explotaciones ganaderas canarias), en el que el segundo presume de tener "mucho trato con la Diputación de Zaragoza". La conversación se sucede como sigue:

–Antonio Navarro (AN): ?Es del PSOE?

–Santiago Suárez (SS): Han despegado 20 vuelos de emergencia con drones.

–AN: Escúchame, ¿(Diputación de) Zaragoza es del PSOE?

–SS: (Diputación de) Zaragoza es del PSOE sí.

–AN: Pues bien. No creo que haya más nada que hablar, ¿no?

El "Tito Berni" tenía "la potestad de llamar a Canarias"

En la declaración judicial de Antonio Navarro, el 12 de abril de 2022, ante la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Tenerife, Ángeles Lorenzo-Cáceres, Antonio Navarro refiere a la magistrada que el "Tito Berni" le pidió (en una conversación que grabó) que encontrase una empresa para instalar placas solares en granjas (entre las que estaba la de la mujer del propio Juan Bernardo Curbelo) y ganaderías de Canarias.

Tras buscar una manera de que el empresario instalara las placas solares "de forma gratuita", cobrando las cantidades necesarias para la inversión "de la subvención directamente", se produjo una reunión en Madrid, en un hotel junto al Congreso, en la que se propuso al empresario elegido, Antonio Bautista, "El Curilla", "saltarse la licitación y darle todas las placas solares de las granjas".

Finalmente, el amaño "no fue posible", pero el empresario ya había pagado 5.000 euros a la Asociación Deportiva Vega Tetir, que presidía "Tito Berni", y otros 2.000 en efectivo al propio diputado socialista (cuya entrega, según el "mediador", se llevó a cabo en el Club Sombras, un local de alterne de la capital de España) como "punto de partida para empezar las negociaciones y adjudicaciones a su favor".

Antonio Navarro explicó a la magistrada que su papel era intermediar entre el empresario y Fuentes Curbelo, pero dejó claro que era el entonces parlamentario del PSOE quien tenía "la potestad de llamar a Canarias y gestionar esto" a través de su sobrino, al frente del departamento de Ganadería canario.

Por su parte, el general Espinosa insistió en su declaración judicial en que se siente utilizado por la trama y en que no conoce "de nada" a Fuentes Curbelo. Todo su dinero era legal, recalcó –"he ganado mucho dinero en mi vida profesional"–, defendiendo que los más de 60.000 euros hallados en su casa eran de sus "ahorros". Durante la pandemia –cuando se pensaba que "se iba a acabar el mundo", dijo– sacó miles de euros del banco para tenerlos en su casa.

El fiscal rechaza el registro del despacho en el Congreso

La Fiscalía se ha opuesto a la pretensión de la Unidad de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional de registrar el que fue despacho de Fuentes Curbelo en el Congreso. En un escrito remitido a la instructora, el Ministerio Público se decanta por pedir antes permiso a la Secretaría General de la Cámara Baja y, cuando esta autorice la entrada de los agentes para incautarse de sus terminales informáticas y aparatos de almacenamiento de datos, solicitar autorización judicial para acceder a su contenido en incluso proceder al "cambio de claves de acceso".