Las contradicciones de Rubiales

Luis Rubiales tenía muy preparado el discurso para explicar la salida de Robert Moreno de la selección. Cuando llegaron las preguntas le costó más.

¿Es una destitución o un despido?

Rubiales explica que la Federación se pone en contacto con Luis Enrique cuando Robert Moreno manda un mensaje a Molina para arreglar su salida porque no quieres ser un problema en el regreso de Luis Enrique. Pero según el presidente a Robert sólo le habían dicho que estaban valorando el regreso de Luis Enrique. Y el presidente no sabe poner nombre a la salida de Moreno. ¿Despido o dimisión? «Es una decisión», dice, del técnico. Pero manda a sus abogadas a la reunión que tenía con Molina y el mismo Rubiales a las diez de la mañana.

¿Por qué valoran el regreso de Luis Enrique si estaba pactado?

El presidente de la Federación asegura que valoran el regreso cuando se enteran de que Luis Enrique estaba dispuesto a volver. Pero también admite que Robert Moreno era el seleccionador hasta que Luis Enrique regresara. ¿Había algo que valorar, entonces?

¿Cuándo habla con los capitanes?

Rubiales asegura que le hubiera gustado hablar con los capitanes el lunes después del partido contra Rumanía, pero que Molina le recomendó que no bajara al vestuario. «He hablado con dos capitanes y otro jugador esta mañana», dijo. Poco después admitió que había hablado con ellos después del partido.

La era de Robert Moreno

En su presentación, Rubiales dijo que acababa la «era Luis Enrique» y comenzaba la «era Robert Moreno». Ahora afirma que continuó porque así era más fácil gestionar el regreso de Luis Enrique.