Ponemos fechas, damos siglas y explicamos las causas de la breve relación de las Campos y su hermanastro

El verdadero motivo del distanciamiento podría estar relacionado con el grave delito por el que fue condenado J.R.M., siglas que identifican al hermano oculto

¿Hermano secreto, desconocido, anónimo u oculto? ¿Cual es el término que mejor define al hermanastro de las Campos? ¿Cómo era la relación con ellas y cuáles fueron los motivos que los distanciaron? A todas estas cuestiones trataremos de dar respuesta en estas lineas.

La evolución de la relación fraternal entre las hermanas Campos y el único hijo varón de José María Borrego Doglas, ex marido de Teresa Campos, tiene mucho que ver con el procedimiento judicial que le convirtió en un poscrito para la familia y para la sociedad malagueña. Ni siquiera Maria Teresa Campos supo de la existencia de este bebé, fruto de una relación anterior con una compañera de trabajo, cuando comenzó su noviazgo con José María Borrega, entonces su jefe en “Radio Juventud” de Málaga. Él periodista nunca reconoció a su hijo y el secreto se mantendría hasta años después de la muerte de su padre, por lo que las niñas crecieron sin saber que tenían un hermanastro.

Fue a mediados de los años 90, cuando una persona muy próxima a Maria Teresa Campos y de su círculo en Málaga, conoció a J.R.M, el hermanastro, y tras hablarlo con él y con las Campos decidieron que había llegado el momento de que se conocieran. El encuentro entre los tres vástagos del famoso locutor tuvo lugar en Málaga en 1996. Al tratarse de un hermano mayor y con su padre fallecido en dramáticas circunstancias, acogieron la noticia con alegría. J.R.M, no llevaba los apellidos de su padre sino los de su madre, aunque invertidos en su orden. Quizás, una manera de protegerlo y evitar que se conociera su paternidad, teniendo en cuenta que Jose María Borrego y Maria Teresa Campos ya eran pareja formal.

Málaga era y es una ciudad grande, pero José María Borrego, el padre de los tres niños era un prohombre de la ciudad, una persona muy conocida por su relevancia como periodista radiofónico y director de radio Juventud. Entonces, Maria Teresa Campos que despuntaba por su profesionalidad, aún no era famosa a nivel nacional.

Fue en el año 1996 cuando Terelu y Carmen conocen a su hermano. En aquel momento Carmen Borrego atraviesa una complicada situación personal, ya que está en pleno proceso de divorcio de su primer marido y padre de sus dos hijos. Es ella la que más se apoya en su recién estrenado hermano, aunque las dos hijas de Maria Teresa Campos, coinciden todos los veranos con él en su Málaga natal y le invitan a todos los acontecimientos familiares.

Sin embargo, en el año 2001, el mito del hermano mayor se desmorona cuando es acusado de un grave delito relacionado con una familia a la que, además Carmen Borrego, conoce. Se trata de los mejores amigos de su hermano, un matrimonio con tres hijas, de las que la más pequeña es padrino J.R.M. y que acabarán denunciado penalmente y solicitando al obispado que anulen su apadrinamiento.

En medio del proceso judicial, del que en primera instancia saldrá absuelto, se solicitan por la parte del querellado los testimonios de tres personas: su propia esposa, su hermana Carmen y otra amiga cercana al querellado y que, al igual que Carmen, según asegura el abogado, “conoce los hechos" y a ambas partes: a los querellantes y querellado. Aunque finalmente Carmen nunca testificó a favor de su hermanastro en el juicio, un hecho que podría haber provocado los primeros conflictos con su recién estrenada familia.

En aquellas fechas, y tras las graves acusaciones que dieron inicio al proceso judicial, J.R.M. fue despedido de su trabajo como informático en una conocida empresa inmobiliaria, perteneciente a una familia noble malagueña, motivo por el que se trasladó a vivir a Madrid. Es posible, que unos primeros momentos, fuera acogido por sus hermanas aunque en las fechas en las que Carmen fue citada a declarar, ella vivía en la enorme mansión de Maria Teresa Campos en la urbanización Molino de la Hoz, en Las Rozas de Madrid. Allí fue supuestamente notificada, ya que éste es el domicilio que figura en el documento judicial.

Puestos en contacto con Carmen Borrego sobre este particular, la hija menor de Maria Teresa Campos niega “haber sido jamás notificada, ni tener conocimiento de que mi hermano me hubiera propuesto como testigo en este asunto. Yo no tengo conocimiento ni puedo declarar si no conozco a esta familia, ni a las querellantes, ni nada”. Carmen ha declinado hacer más comentarios sobre este turbio asunto aunque entiende que el hecho de que tengan un hermano es noticiable. “Pero de ahí, a insinuar cosas o que se digan mentiras como que mi hermano vivía en mi casa, no. Por ahí no paso."

Pero las informaciones se suceden y amenazan con sacar a la luz la identidad del hermano de Terelu Campos y Carmen Borrego. Una identidad que, por el momento, se ha mantenido oculta no sólo por el deseo del primogénito del ex marido de Teresa Campos, sino también por lo incómodo que resultaría para sus hermanas ser relacionadas con un hombre que ha sido condenado por un delito muy difícil de aceptar socialmente.