El “tahúr” de la finca “Cantora” se llama Isabel

En las partidas de póquer Isabel Pantoja es la reina, bien lo saben quienes juegan con la tonadillera interminables partidas de cartas

Se las sabe todas. En las partidas de póquer Isabel Pantoja es la reina, bien lo saben quienes juegan con la tonadillera interminables partidas de cartas. Hasta en los faroleos tiene arte. Le gustan los juegos de azar, aun recuerdo sus noches bingueras con María del Monte en la madrileña sala Canoe, eran otros tiempos. Aquella amistad tan especial se rompió y cerca de la finca sureña no hay un bingo.

Los que juegan con ella al póquer dicen irónicamente que tiene alma de “tahúr”, en el buen sentido y no porque haga trampas. Podría ganarse la vida en torneos, frialdad no le falta, no deja transmitir sentimientos en las partidas. Es lo que se llama vulgarmente “cara de póker”. Y de esto es una maestra consumada. Que se lo pregunten a los reporteros.