Anabel Pantoja: “Soy una gata salvaje”

La “sobrinísima” asegura que ha sido muy crítica con las mujeres que se acercaban a su primo y las malas influencias que rodeaban el DJ. De este modo se defiende de quiénes la acusan de echar la vista a un lado y no ayudar al hijo de Isabel Pantoja durante el tiempo que fue adicto a las drogas.

Anabel Pantoja posa desnuda en la nieve
Anabel Pantoja posa desnuda en la nieve FOTO: Instagram

Anabel Pantoja está muy dolida con quienes aseguran, entre otros Las Mellis y alguna ex de Kiko Rivera, de no haber actuado para ayudar a su primo en la etapa más dura de su vida, cuando tal y como reconoció él mismo, estaba metido de lleno en el mundo de las drogas. Ante estas afirmaciones, la sobrina favorita de Isabel Pantoja (en realidad, la única) no se ha quedado callada y ha respondido contundentemente a las críticas que ha recibido.

Gabri, una ex de novia de Kiko Rivera, ha asegurado que “en Sevilla todo el mundo sabía del estado y las fiestas que se pegaba Kiko Rivera. Es extraño que su prima no supiera nada”. Tras dar a entender que la adicción del hijo de Kiko Rivera era “voz pópuli” en la capital hispalense, Anabel ha estallado: “Yo soy una gata salvaje, con todas las que se acercaban a mi primo. No me fiaba de ninguna y se lo decía: “Estas ya están firmando el contrato para hacerse un Interviú”.

Anabel Pantoja puo esta cara mientras reproducían su problema con el escote
Anabel Pantoja puo esta cara mientras reproducían su problema con el escote FOTO: La Razón Telecinco

“¿Vosotros creéis, que me conocéis, que si yo hubiera sabido el problema de mi primo hubiera mirado hacia el otro lado?”-preguntaba Anabel a sus compañeros de programa. Antes de que desde ningún tertuliano de Sálvame pudiera contestarle, ella misma ha explicado que “si lo hubiera sabido igual no se lo hubiera dicho a mi tía pero habría intentado ayudarle”.

Según ha contado Anabel ella no es de mirar hacia otro lado en ninguno de los problemas que afectan al entorno de los Rivera Pantoja. Asegura que su primo no le hacía partícipe de sus fiestas porque era consciente de que ése no era su ambiente: “Yo, a veces, me enteraba después que había hecho una fiesta y me preguntaba porqué no me había invitado...Otras, me decía que fuera y yo decía que no, porque no conocía a la gente o por lo que fuera.”

Pero aún así, la colaboradora de Sálvame se preguntaba cómo podría haber ella ayudado a su primo de haber sido consciente de sus adicciones: “¿Aunque yo hubiera sabido la gravedad de sus adicciones, que podía hacer yo?”. Tras defenderse de las acusaciones ha querido mandar un mensaje a las Mellis, las cantantes sevillanas que pasaron de ser íntimas de Isabel Pantoja a convertirse en enemigas del clan: “Yo, cuando hay un problema ahí estoy, cosa que vosotras no, que estáis de fiesta. Miraos ustedes y vuestro currículum, hablad de vuestras familias, de vuestro hijos y dejadme a mí en paz”.

Y tras su contundente discurso, que ha dejado sin palabras a sus compañeros de plató, Anabel se ha arrancado a cantar flamenco poniendo así el broche final a su su intervención.