Las pruebas que desmontan el relato de Rocío Carrasco sobre el accidente que sufrió su bebé

Descubrimos sus contradicciones en el estremecedor relato de Rocío Carrasco sobre la fractura sufrida por su hijo estando con Antonio David: los niños no llegaron tarde y ella, cuando denunció los hechos, desconocía cuándo y cómo se produjo el accidente.

DOCUDRAMA ROCIO CARRASCO CONTRA SU EXMARIDO  DAVID FLORES  EN TELE5
DOCUDRAMA ROCIO CARRASCO CONTRA SU EXMARIDO DAVID FLORES EN TELE5TELE 5TELE 5

Rocío Carrasco ha rememorado un traumático y delicado episodio que afectó a su hijo pequeño, David Flores, cuando durante un fin de semana que pasó con su padre éste sufrió un accidente. Asegura que el niño se cayó de una litera y se partió el brazo pero que no tuvo asistencia médica por parte de su padre, con quién los niños habían pasado ese fin de semana. Esto motivaría una denuncia de su ex mujer que, según dijo, acabaría retirando para no “hacer daño al padre de mis hijos”.

“El 26 de mayo del 2002, domingo. Tarda en entregarme a los niños, llegan a las 23:30 de la noche y la niña tenía colegio al día siguiente. Llegaron y cuando cojo al niño y le beso y le toco veo que tiene un boquete en el brazo de un tamaño impresionante y al tocarle del dolor pegó un grito y se quedó traspuesto”, ha explicado Rocío Carrasco rota por el episodio tan angustioso que vivió el hermano de Rocío Flores.

Las contradicciones entre el relato televisivo de Rocío Carrasco y las pruebas que aporta de este delicado suceso.

Sin embargo, en el parte médico que aporta la propia Rocío Carrasco al programa, hemos podido descubrir un detalle muy revelador que contradice parte de su testimonio: si bien, es cierto que el niño fue escayolado al apreciarse “una fractura diastaria del húmero “, Rocío mintió respecto a la tardanza de Antonio David en devolver a sus hijos. El parte marca la hora de atención registrada: las nueve y cuarto de la noche.

Parte médico de urgencias de David Flores
Parte médico de urgencias de David FloresLa Razón (Custom Credit)

Aseguró que Antonio David le devolvió a los niños a las once y media de la noche pero las pruebas la desmienten.

“Le pregunto a Rocío y me dice que se ha caído de una litera, y que su padre le había dicho que ya lo llevaría al médico yo. Le pregunté qué cuando había sido y me dijo que el viernes. Fidel me dijo hay que irse a urgencias, el niño tiene el brazo roto y le decía cómo va tener el niño el brazo roto… No me cabía en la cabeza que un bebé estuviese con el brazo roto desde un viernes, o de un sábado... Fuimos a urgencias y mi hijo tenía el brazo roto por la mitad”, ha informado a todos los seguidores de Rocío: contar la verdad para seguir viva mientras aportaba el parte médico, una de las pruebas de este suceso.

Tras salir del hospital, Rocío Carrasco acudió al juzgado de guardia para denunciar a Antonio David por lo ocurrido: “Me fui al juzgado de guardia a poner una denuncia por negligencia en los deberes de custodia que retiré posteriormente porque una vez más no quería hacer nada que fuera en contra del padre de los niños, por eso es por lo que yo no hago muchas cosas en mi vida por la cara de esos niños”, ha justificado para no proseguir con las actuaciones judiciales contra el padre de sus hijos.

Extracto de la denuncia por negligencia de Rocío Carrasco a Antonio David
Extracto de la denuncia por negligencia de Rocío Carrasco a Antonio DavidLa Razón (Custom Credit)

Sin embargo, en la denuncia en sede judicial, la versión es diferente de la ofrecida en televisión: en el documento deja constancia escrita de qué desconoce cómo se produjo la lesión ya que asegura que “le ha preguntado a Rocío si David se había caído y que esta no ha sabido contestarle”. Por tanto, ni sabía que se había caído de una litera ni cuándo se produjo el hecho denunciado.

El pediatra de urgencias, al ver la lesión de su hijo, creyó que el pequeño podría ser víctima de malos tratos.

Al ser explorado el bebé en el hospital San Rafael de Madrid, el facultativo pensó que podía ser un caso de maltrato infantil: “Yo sé lo que está pensando-le dijo Rocío-pero mi hijo acaba de llegar de pasar el fin de semana con mi ex marido”. Este podría ser el motivo por el que, tras ser atendido su hijo, fue a denunciar los hechos al juzgado, acusando a Antonio David por negligencia en los deberes de custodia.