Nicolás Montenegro,el futuro nuevo niño mimado de la moda

Ayer debutó con su colección, propia del «prêt-à-porter», en la pasarela EGO con Rossy de Palma como musa

Nicolás Montenegro, diseñador
Nicolás Montenegro, diseñadorCedidaLR

Hay veces que, incluso antes de ver el desfile, ya sabes que un diseñador va a triunfar, y mucho. No hace falta ser vidente, solo fijarse en la gente que gravita en torno a él. ¿En el caso del joven sevillano Nicolás Montenegro? Rossy de Palma, Laura Ponte, la actriz Ana Rujas, estilistas de revistas de moda de cabeceras consagradas, la cantante Bad Gyal, la artista multidisciplinar Soraya Yasmín, más conocida por su nombre artístico Cuentos Rosales, o su amiga, la mítica modelo de los 90 Minerva Portillo, que asegura que «Nicolás es una auténtica Wikipedia de la moda».

La nueva colección de este diseñador de 31 años ha suscitado el interés de cabeceras internacionales. ¿El motivo? Además de su potente elenco de amigos del «fashion system», su excelente formación y el talento que ya ha demostrado al frente de su firma de novias «made in Sevilla» que lleva su nombre.

Si sus diseños nupciales tienen mucho de «prêt-à-porter» porque son novias modernas, sus diseños llevan pinceladas de la estética de las novias. Acabados impecables, volantes XXL, delicados encajes y detalles ultracuidados, mucho de lo que aprendió trabajando para firmas internacionales como Max Mara, Dolce & Gabbana o Francesco Scognamiglio, y estudiando en el prestigioso Instituto Marangoni de Milán. Sobre el director creativo Domenico Dolce solo tiene buenas palabras, ya que es al que considera su mentor en la moda, y ha llegado a calificarle como un padre para él. «Fue la persona que me enseñó a coger mi primer dobladillo en condiciones. Me dijo: ’'Mira, español, esto no se hace así, se hace así’'. Fue la persona que me hizo la entrevista de trabajo y siempre me cuidó desde que entré en la empresa a trabajar en su estudio creativo».

Friki fan

En Dolce & Gabbana tuvo la suerte de codearse con artistas de la talla de Beyoncé, para la que hizo un proyecto de diseño: «Fue de las cosas de las que más disfruté, porque soy friki fan suyo», asegura. También le impactaron para bien la cantante Cardi B, «es muy divertida y fue la inspiración de uno de los primeros diseños que hice para Dolce&Gabbana», Kylie Minogue, Monica Bellucci y Carla Bruni. «Ellas son iconos de la antigua escuela», confiesa.

Pero la que se convirtió en musa por excelencia de su propia línea de ropa y de su primera colección bautizada «El Aaiún» es Rossy de Palma. «Mi relación con Rossy es bastante curiosa», asegura. «Yo estaba almorzando en una terraza en Milán con unos amigos el día de mi cumpleaños, cuando la vi pasar. Me levanté y fui a pedirle una foto. Ella me dijo: ’'Sí, pero ligerito, que tengo que ir al teatro a ensayar’'. Y cuando nos la hicimos me preguntó: ’'¿Pero tú con ese acento qué haces aquí?’' Y le expliqué que estaba en el equipo creativo de Dolce & Gabbana. Entonces me dijo: ’'Apunta mi número de teléfono que estoy haciendo una obra de teatro y os venís todos’'. Fuimos con ella y fue como un sueño». Y añade: «Para mí significa muchísimo porque me dio la confianza que yo necesitaba en aquel momento. Y ahora se ha convertido en mi familia». Ella solo tiene elogios para él: «Puede que Nicolás parezca un diseñador joven, pero Montenegro es ya un maestro de la costura y de la amorosidad», resalta al finalizar el desfile.

Rossy de Palma, Cuentos Rosales y Minerva Portillo con diseños de  Nicolás Montenegro
Rossy de Palma, Cuentos Rosales y Minerva Portillo con diseños de Nicolás MontenegroMario ChavarríaNicolás Montenegro

Además de Rossy de Palma, le acompañan en su debut Minerva Portillo, que insiste en que «Nicolás tiene una magia especial», y Cuentos Rosales. El diseñador explica que «con esta campaña quería hacerle un guiño a las españolas y a sesenta años de iconos españoles: una mujer de los 80 como es De Palma, de los 2000 como es Minerva Portillo y de los 2020 como es Cuentos Rosales». Dice no haberlas elegido «per se», sino que «son caminos de la vida. Personas que han aparecido en mi vida y han sembrado la semilla para que Montenegro esté creciendo a día de hoy». Cuánto crecerá, solo el tiempo lo sabe. Por lo pronto, tiene un abono fashionista importante.