Cine

Vestidos de ensueño para un año de pesadilla

Hollywood quiso hacernos disfrutar más que nunca con los Oscar y el glamour de la edad de oro del cine regresó a la alfombra roja

Carey Mulligan, en la alfombra roja de los Oscars de Hollywood.
Carey Mulligan, en la alfombra roja de los Oscars de Hollywood. FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Margot Robbie se ha convertido en un símbolo del Hollywood del siglo XX. Es la mujer que siempre va perfecta. Algunos de sus papeles, como el que interpretaba en «El lobo de Wall Street», explotaban su lado más sexual, pero incluso en esos momentos conseguía aportar un aura de diva del cine clásico que mantiene en todas sus apariciones. Y en estos Oscar, los más raros de todos los que hemos visto hasta la fecha, no podía ser menos. Así, volvió a confiar en Chanel, la firma de la que es embajadora, y, en particular, en un diseño de la colección de alta costura del año pasado y, como era de esperar, volvió a cautivar. El poder magnético que tiene la elegancia de Robbie es algo que nos va a acompañar durante mucho tiempo.

Margot Robbie, a su llegada a la ceremonia de los Oscars, en Los Ángeles. REUTERS
Margot Robbie, a su llegada a la ceremonia de los Oscars, en Los Ángeles. REUTERS FOTO: POOL REUTERS

Desfile internacional

Dejando de lado a la que posiblemente sea la actriz más elegante de los últimos tiempos, sobre la alfombra roja pudimos ver el que podríamos considerar como el primer desfile internacional. París y Milán no pudieron celebrar sus pasarelas, así que algunas firmas decidieron aprovechar la plataforma en que se convierte la ceremonia para presentar sus credenciales como marcas a tener en cuenta esta temporada.

Laura Pausini, en el Union Station de Los Ángeles. Matt Petit/A.M.P.A.S./dpa
25/04/2021 ONLY FOR USE IN SPAIN
Laura Pausini, en el Union Station de Los Ángeles. Matt Petit/A.M.P.A.S./dpa 25/04/2021 ONLY FOR USE IN SPAIN FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El pasado domingo quien triunfó sin lugar a dudas fue Pierpaolo Piccioli, el director creativo de Valentino, quien vistió a tres de las mujeres más elegantes de la gala. A su amiga Laura Pausini le confeccionó un diseño en negro (siguiendo los consejos que en su día le dio a la cantante Giorgio Armani: «Viste siempre de ese color», cuentan que le dijo) que combinó con unos espectaculares pendientes de Bulgari. Zendaya y Carey Mulligan optaron por dos creaciones de alta costura en amarillo y dorado que dejaban el estómago al aire, una de las tendencias que está marcando la nueva silueta de los últimos años. Y es que no fueron las únicas que se apuntaron a eso de enseñar algo de tripa: Andra Day, con un diseño de Vera Wang, y Vanessa Kirby, con un modelo de Gucci, también jugaron a «romper» el cuerpo de sus vestidos.

Zendaya, en la alfombra roja de los Oscars celebrados en Los Ángeles. . Chris Pizzello/Pool via REUTERS
Zendaya, en la alfombra roja de los Oscars celebrados en Los Ángeles. . Chris Pizzello/Pool via REUTERS FOTO: POOL REUTERS

Los dramáticos diseños de la alfombra roja también estuvieron muy presentes en el Dolby Theatre de Los Ángeles, que junto con la estación Union Station compartía el honor de ser la sede de la gala del cine americano. La invitación pedía «looks» inspiradores y aspiracionales, y Laura Dern se lo tomó al pie de la letra. Su vestido con falda de plumas de avestruz que firmaba Oscar de la Renta resumía a la perfección esas dos máximas, lo mismo que el fluido diseño de Dolce & Gabbana que supo mover muy bien Halle Berry (que además estrenó corte de pelo, muy comentado, por cierto). Amanda Seyfried, si bien iba espectacular con el diseño rojo de Armani Privé, pecó de repetitiva: la actriz, a la que no sé ustedes, pero yo veo como la versión americana de Michelle Jenner, apostó por el mismo tipo de vestido al que recurre siempre.

Amanda Seyfried, de Armani Privé. (AP Photo/Chris Pizzello, Pool)
Amanda Seyfried, de Armani Privé. (AP Photo/Chris Pizzello, Pool) FOTO: Chris Pizzello AP

Las silueta sencillas están muy en boga, como le vimos a Reese Witherspoon, de Christian Dior, o a Celeste White, con un «look» que firmaba Gucci, y también tuvieron su hueco en esta breve alfombra roja propuestas que se salían de lo habitual, como la de Glenn Close, que lució un diseño dos piezas de Armani Privé.

Alan Kim, de Thom Browne

En el sector masculino, y dejando de lado la estelar y esperada aparición de Brad Pitt con el esmoquin de Brioni que él mismo había diseñado para la firma italiana, quien se llevó todos los aplausos fue el más joven de la noche, Alan Kim, que sorprendió con un esmoquin creado por Thom Browne con pantalón corto y las míticas rayas en la manga que forman ya parte del ADN del diseñador estadounidense. No busquen a nadie mejor vestido en la gala ni a ningún nominado menor de 18 años en la historia de los Oscar. El pasado domingo vimos al actor infantil mejor vestido de todos los tiempos. Cierto es que tampoco lo tuvo difícil: la ausencia de grandes estrellas dejó paso a opciones bastante desafortunadas, como el esmoquin fucsia de Colman Domingo, más apropiado para unos Grammy. La gala fue extraña, como lo es la situación, aunque Hollywood puso todo de su parte para hacernos soñar otra vez y lo cierto es que gracias a la ceremonia nos evadimos un rato de una realidad que parece más bien una película de terror en la que solo queremos que aparezcan las palabras «The End».

Alan S. Kim y Vicky Kim a su llegada a la 93 ceremonia de los Oscars en Los Ángeles EFE/EPA/Chris Pizzello / POOL *** Local Caption *** 55864152
Alan S. Kim y Vicky Kim a su llegada a la 93 ceremonia de los Oscars en Los Ángeles EFE/EPA/Chris Pizzello / POOL *** Local Caption *** 55864152 FOTO: Chris Pizzello / POOL EFE

Viola Davis, fatal de Alexander McQueen

La afroamericana más nominada de la historia suele interpretar a mujeres de gran carácter y esto le suele llevar a elegir trajes con mucha personalidad. Es lo que vimos el pasado domingo, pero si bien la pieza, en blanco, era maravillosa, el diseño de Alexander McQueen no terminaba de encajar al cien por cien con el propio personaje de la americana. Suspenso para Viola Davis.

Viola Davis, en la 93 ceremonia de los Oscars de Hollywood.  EFE/EPA/Chris Pizzello / POOL *** Local Caption *** 55864152
Viola Davis, en la 93 ceremonia de los Oscars de Hollywood. EFE/EPA/Chris Pizzello / POOL *** Local Caption *** 55864152 FOTO: Chris Pizzello / POOL EFE