Los sábados de Lomana: Tamara Falcó huye de la Prensa y sé por qué

 CARMEN LOMANA
CARMEN LOMANA FOTO: LA RAZON LA RAZON

Madrid está que arde, en poco tiempo ya estamos inmersos en una vida cultural, social y deportiva como en los mejores tiempos. La gente tiene ganas de pasarlo bien, de verse de nuevo y de disfrutar de la vida y está claro que, con algo de inconsciencia, hay que decirlo, estamos perdiendo el miedo al virus que tanto nos ha hecho sufrir.

La primavera es buena época para enamorarse y celebrar. Los «Mentideros de la Villa» no dan abasto para tantas noticias y cotilleos. El del momento es la tensión en la pareja formada por Tamara Falcó e Iñigo Onieva por los devaneos de este último en una de las muchas fiestas, según cuentan, a las que va cuando la marquesa de Griñón se ausenta de Madrid. La última ha tenido mucha repercusión dado que había mucha gente de todo tipo. Personas que estaban en dicha fiesta contaron (a mí también) que apareció con una venezolana espectacular con la que no se cortó un pelo en besos y demostraciones apasionadas. En un momento dado que esta chica salió, según dicen, al cuarto de baño, él se lanzó a la cintura de otra mujer «despampanante» y muy conocida en «realities» y programas de Telecinco, con lo cual el efusivo y descarado abrazo salto a «Sálvame» y de ahí a la locura. Ella se llama Estefanía, conocida por ese grito de dolor y desolación, de su novio en un programa de parejas. No tenía ni idea de quién era Iñigo Onieva y quedó asombrada cuando se lo contaron por el descaro y la falta de discreción.

Támara esta enamoradísima y debe de ser muy difícil plantar cara estoicamente a todo esto pero, sin embargo, lo ha hecho disculpando todo al poner fotos muy cariñosas con su chico en Instagram, para demostrar que no ha pasado nada que pueda alterar su relación, eso sí cuando vio a la Prensa salió corriendo en plan carrera de fondo, algo nunca visto en ella hasta ahora.

El amor a veces obnubila y hace no aceptar la realidad y el colmo ha sido su revista de cabecera al publicar en portada a los novios y una foto anterior al «suceso». «Támara celebra su amor con Iñigo»... todo muy bonito si fuese verdad. Ambos piden intimidad a los medios y están en su derecho. Solo expreso mi impresión. A Tamara le deseo que nada estropee este momento de éxito y felicidad en lo profesional. Es muy buena persona y se merece el respeto de cualquier hombre que la acompañe.

Hoy sábado será la boda del segundo hijo del Duque de Alba Carlos Fitz-James con Belén Corsini, un gran acontecimiento social en los jardines del Palacio de Liria, pero con una lista de invitados más reducida dadas las circunstancias todavía de pandemia. Estoy segura de que el vestido de la novia, que es una mujer guapísima y elegante, será precioso, pues ha confiado en los talleres de costura de Navascués que son impecables con creaciones muy chic. También será una sorpresa si la novia lleva alguna de las maravillosas tiaras o diademas de la Casa de Alba.

Quizá aparezcan en la ceremonia como invitados la nueva marquesa de Griñón y su novio –creo que no sería muy adecuado pues acapararían demasiada atención y cotilleo–.

Otro acontecimiento es el Concurso Hípico Internacional en la Casa de Campo al que vienen los mejores jinetes del mundo, entre ellos un sobrino de mi marido representando a Chile. Jorge Matte Capdevila que no se imaginan la alegría e ilusión que me produce volver a verle.

Les deseo un feliz y disfrutón fin de semana.