Gente

Charlène de Mónaco por fin rompe su silencio y habla así del príncipe Alberto

La consorte se ha pronunciado sobre el hipotético divorcio y sus recientes problemas de salud

Charlène y Alberto de Mónaco en una imagen de 2020
Charlène y Alberto de Mónaco en una imagen de 2020 FOTO: ERIC GAILLARD / POOL EFE

Han sido meses duros para Charlène de Mónaco. Más allá de sus problemas de salud, la princesa ha tenido que hacer frente a todo tipo de habladurías sobre su vida y su relación con el príncipe Alberto. Manteniendo el hermetismo imperante en las casas reales europeas, el regio matrimonio apenas se ha pronunciado sobre este asunto por más fuerte que sonaran los rumores acerca de su posible separación, pero ahora la exnadadora ha roto su silencio y ha sido más clara que nunca al referirse a su todavía esposo.

La princesa ha concedido una entrevista al medio francés ‘Monaco-Matin’ y se ha sincerado sobre las habladurías que han salpicado a su matrimonio con el príncipe Alberto. De sus palabras se entiende que tiene un enfado mayúsculo. “Usted quiere hablar de los rumores de divorcio o de mi nueva residencia en Suiza. Me parece lamentable que algunos medios de comunicación difundan tales rumores acerca de mi vida o de mi relación”, comienza señalando la consorte ante las preguntas del periodista.

Además, la princesa Charlène de Mónaco dedica muy buenas palabras a su marido y padre de sus mellizos. “Alberto ha sido un enorme apoyo. Juntos hemos hablado sobre estos rumores y él ha hecho todo lo posible por protegernos a nuestros hijos y a mí”, sentencia a lo largo de su entrevista.

La princesa Charlène de Mónaco
La princesa Charlène de Mónaco FOTO: Carlo Allegri REUTERS

Por otra parte, la consorte también se refirió a los problemas de salud que sufrió hace meses y que la mantuvieron alejada de la vida pública. Por lo visto, todavía no se ha recuperado del todo: “Mi salud sigue siendo frágil y no quiero ir demasiado rápido. El camino ha sido largo, difícil y doloroso. Hoy me siento más tranquila”.

Ya son varias las ocasiones en las que tanto Alberto como Charlène de Mónaco se han pronunciado para intentar zanjar los rumores acerca de un hipotético divorcio, pero los últimos acontecimientos apuntan a una dirección completamente contraria. La separación entre ellos ya es un hecho, al menos en el plano físico, puesto que la sudafricana ha dejado el pequeño estado para mudarse a Suiza, tal y como numerosos medios galos y monegascos han publicado recientemente.

Al parecer, los príncipes habrían llegado a un acuerdo millonario que permitiría a Charlène de Mónaco hacer una vida “independiente” y alejada del país, salvo en las ocasiones en las que la Corona la requiera para cumplir con sus obligaciones como consorte.