El príncipe Guillermo confiesa lo que sintió al conocer la muerte de Lady Di

El duque de Cambridge participa en un documental sobre salud mental que emitirá mañana la BBC en el que resalta la importancia de hablar de los problemas para poder superarlos

  • Imagen del príncipe Guillermo durante el documental de la BBC
    Imagen del príncipe Guillermo durante el documental de la BBC

Tiempo de lectura 4 min.

18 de mayo de 2019. 12:40h

Comentada
Paco Rodríguez 18/5/2019

ETIQUETAS

El príncipe Guillermo ha hablado a corazón abierto de la muerte de su madre, Lady Di, el 31 de agosto de 1997 en un túnel de París, cuando el duque de Cambridge contaba con tan sólo 15 años. Según confiesa en un documental de la BBC sobre la salud mental que se emitirá mañana, el trágico accidente de tráfico le afectó durante años, hasta tal punto de tener que dejar su trabajo como piloto de una ambulancia aérea. En una charla informal con un periodista y, entre otros, los futbolistas Peter Crouch o Thierry Henrry y el seleccionador de Inglaterra Gareth Southgate, confesó que sintió un "dolor como ningún otro", que le afectó en su día a día. Dejó de trabajar como piloto porque "tenía un sentimiento muy negativo, depresivo". "Tenía la muerte a la vuelta de la esquina, fuera por donde fuera y era muy duro, una carga muy pesada de llevar", afirmó.

"Cuando estás desconsolado y eres muy joven ...sientes un dolor como ningún otro. Y sabes que en tu vida va a ser muy difícil que algo te vaya a provocar un dolor aún mayor", afirmó. Pero Guillermo también le saca el lado positivo a la experiencia: "Te acerca a todas las personas que han sido víctimas del duelo, puedes ver el duelo en sus ojos cuando hablas con alguien que ha perdido a un ser querido. Quieren hablar de ello, pero quieren que lo hagas tú primero, tener tu permiso para mantener una conversación. Viene muy bien hablar".

Sobre su estado emocional en época como piloto en la ambulancia aérea de East Anglian entre 2015 y 2017, admite que fue muy duro y que cada día se llevaba las preocupaciones a casa. El duque decidió coger el trabajo para tratar de ayudar después de conocer el caso de un joven que se había suicidado y que le había impactado mucho. Para Guillermo, lo más duro era tratar con las familias que acababan de perder a un ser querido, especialmente si se trataba de un niño: "Te deja con un sentimiento muy deprimente, muy negativo, crees que la muerte está justo detrás de la puerta vayas donde vayas. Y eso era una gran carga"', indicó.

También comentó que su experiencia le sirvió para tener un trato muy cercano con esas familias, pero que a la postre le pasaría factura: "Sentía la crudeza de sus emociones cuando les escuchaba y no me di cuenta de que dentro de mí estaba pasando algo, me estaba afectando y me podía pasar factura y convertirse en un verdadero problema". "Tenía que hablar sobre la muerte... cuando ves a alguien cercano a la muerte, con su familia a su alrededor, es algo muy difícil de describir", añadió. "Aunque no conozcas al individuo o la familia, compartes el dolor, porque todos lo sentimos. Todos tenemos familia y podemos pasar por ello", afirmó.

El duque de Cambridge aclaró que durante ese tiempo aprendió una gran lección: tenía que hablar de sus problemas. Y así lo hizo durante un tiempo con familiares y amigos. Fue la manera de superar la pérdida inesperada de su madre. "El problema es que si no logras salir de ello puede afectarte a la salud mental. Lo vemos día a día a nuestro alrededor... Hablemos de ello. Si lo hacemos, haremos que cambien las cosas, dice.

El príncipe considera que "tiene que haber un punto de inflexión, hay que transmitir el mensaje de que está bien hablar de la salud mental. Tenemos que normalizar las conversaciones.

El duque de Cambridge, que está muy centrado en el apoyo a los temas relacionados con la salud mental y en la lucha contra el índice de suicidios en Reino Unido (la mayor causa de muerte de los hombres menores de 45 años), habló también de la famosa "sang froid" británica o "labio superior rígido", que es la capacidad de mantener el tipo en situaciones adversas. "Nuestras emociones hacen que nos pongamos nerviosos y eso nos avergüenza. El labio superior rígido británico es estupendo y necesitamos recurrir a él ocasionalmente cuando los tiempos son realmente difíciles. Tiene que haber momentos para eso. Pero también tenemos que relajarnos un poco y poder hablar sobre nuestras emociones porque no somos robots".

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs