Gente

Los sábados de Lomana: Plácido Domingo, gran tenor y estupenda persona

MARBELLA (MÁLAGA), 18/08/2021.-  El tenor Plácido Domingo durante el concierto que ofrece esta noche en el festival Starlite, hoy miércoles en la localidad malagueña de Marbella. EFE/Antonio Paz
MARBELLA (MÁLAGA), 18/08/2021.- El tenor Plácido Domingo durante el concierto que ofrece esta noche en el festival Starlite, hoy miércoles en la localidad malagueña de Marbella. EFE/Antonio Paz Antonio PazEFE

Esta semana en Marbella ya ha cambiado esa luz intensa del verano que, unido a mucha humedad, amanece con niebla como si estuviésemos en la Playa del Lído en Venecia, me parece muy romántico y evocador, prefiero no pensar en el final de las vacaciones y seguir disfrutando del momento. Plácido Domingo aterrizó en Marbella y pudimos disfrutar de un bonito concierto en Starlite. Estuvo acompañado por la soprano Saioa Hernández, con fantástica voz, y nuestra Marta Sánchez muy emocionada de compartir escenario con alguien tan mítico como Plácido Domingo. Se cantó bastante zarzuela, género en el que se siente muy feliz ya que como él mismo me contó, fue la música que le acompaño durante su niñez y vida con sus padres. Los dos eran cantantes líricos de zarzuela. Emocionó a un público completamente entregado, que no paró de ovacionarle y mostrar un enorme cariño, esto después de lo pasado imagino lo reconfortante que debe ser para él. En el tema del «Me Too», prefiero no entrar ya que sería una polémica interminable que no viene al caso. Había algunas periodistas, muy reivindicativas ellas, a la entrada del concierto queriéndonos sacar algún titular, con la «letanía» de «vosotras que sois mujeres que opináis...». Yo solo opino que estaba allí para escuchar a un gran tenor y para mi, siempre una estupenda persona. Él pidió perdón si alguna vez se pasó con alguna mujer, pero como les digo, eso es algo absolutamente personal. Soy mujer, he vivido mucho y tratado con personas de todo tipo y lo que puedo asegurarles es que he sabido dar un corte a tiempo y poner en su sitio a una persona que ha intentado extralimitarse sin que a mi no me apeteciese. Es así de sencillo. Yo no estoy para juzgar a nadie en algo tan íntimo.

Estamos viviendo un momento de una falta de libertad de expresión, y poder hablar de forma natural sin emplear eufemismos para todo, que ya me preocupa. Nunca he sido de las «políticamente correctas», si de hablar con sinceridad y naturalidad de lo que pienso, todo lo demás me parece hipócrita, con sesgos entre puritanos e inquisitoriales nada sano para una sociedad abierta al pensamiento liberal y moderno.