Gente

Bertín Osborne: “He mantenido larguísimas charlas con Echenique”

El cantante acaba de sacar disco, homenaje a su trayectoria musical y va a abrir en Sevilla un restaurante junto a dos sobrinos

Bertín Osborne
Bertín Osborne FOTO: Sashenka Gutiérrez EFE

Bertín Osborne lleva cuarenta años en la música y su último disco es un homenaje a toda esa trayectoria. Al principio, su padre no estaba muy convencido de su carrera. Su madre siempre le apoyó. Tiene una relación esplendida con su ex, Fabiola Martínez, a la que admira «de los pies a la cabeza» y de la que dice que es una «gran luchadora». Se define como políticamente incorrecto y tiene buena relación con Echenique, con el que mantiene largas conversaciones. Tiene amistad con Felipe González y Pepe Bono y con los políticos nuevos como Isabel Díaz-Ayuso y Juanma Moreno. De su vida afectiva prefiera dejar al margen cuestiones relacionadas con posibles «ilusiones». Su nuevo reto es la apertura de un restaurante en Sevilla. Bertín prefiere ver el vaso lleno y medio lleno, pero nunca vacío. Dice que la vida es cuestión de actitud.

-Acaba de sacar disco: «Cuarenta años son pocos». ¿Qué recuerdos tiene de esa primera vez?

-Antes de grabar profesionalmente ya cantaba con un grupo en la zona de Jerez, del Puerto, y lo hacía con cierto éxito y comentarios bonitos. Y la primera vez que me subí a un escenario fue a los 16 en el colegio.

-Cómo se planteó este trabajo. Canta con El Puma, con Baute, su hijo Carlos le hace los coros... Diferente a lo que ha hecho en los últimos años.

-Si, estaba más en las rancheras, en versionar temas clásicos. Este disco es muy parecido a mis quince primeros años de carrera en los que escribía las letras.

-A diferencia de otros cantantes, usted hace al revés. Le pasan la música y usted pone la letra.

-Cada uno tiene su manera de hacer las cosas. A mí me parece mucho más difícil tener la música y acoplarla. Me acostumbré desde el principio. Por ejemplo, en cuanto escuché los acordes me salió de un tirón escribir «Buenas noches señora, recuerdos a su señor»..

-Y vuelve al «country», esa etapa de los 17años en la que aún no era profesional y las chicas se enamoraban de usted.

-Era lo que más me gustaba y ahora lo he retomado. Hubo un tiempo en que eso no era comercial y ahora uno de esos temas, «El destello de tus ojos», es muy especial.

-¿Se imaginaba que cuatro décadas después iba a seguir funcionando tan bien?

-No. Impensable. Hace cuarenta años pensaba en pasar el rato y divertirme. No que fuera una forma de vida. La televisión ha servido para mantenerme La carrera musical tiene mucho altibajos y la televisión ha sido un complemento fantástico.

-Su padre no estaba muy convencido de su éxito...

-Al principio no, pero cuando se dio cuenta de que lo hacía bien y que además me pagaban, él fue quien buscó a Tony Caravaca, que era uno de los grandes representantes de aquella época. Es verdad que le hubiera gustado más que fuera arquitecto, pero me apoyó.

-¿Su madre sí confiaba?

-Las madres siempre son el mejor apoyo y lo que quieren es que sus hijos sean felices. Estaba encantada hiciera lo que hiciera. Si hubiera sido arquitecto, para ella esas casas hubieran sido las mejores.

-Con su padre tuvo una relación complicada. Ahora, en cambio, comparte con él hasta comidas con periodistas...

-Si mi padre hablara, si contara sus anécdotas, tendría una audiencia absoluta. A él le divierte compartir situaciones conmigo y hago cosas con él que antes no hacía. A mí me exigía mucho más que a mis hermanas. Yo no he sido un niño, ni un adolescente fácil y chocábamos mucho. Consideraba que conmigo era un exceso de disciplina.

-Estuvo interno en El Campillo, un colegio muy duro al que se enviaba a los hijos complicados. ¿Cómo lo recuerda?

-Para terminar el bachillerato y divertirme. Y lo más importante, para quedarme en Andalucía.

-Su próximo proyecto, un restaurante...

-Sí, en Sevilla, en la plaza de Colón y se llama «La coartada». Es un local moderno con una barra de tapas y un restaurante muy agradable.

-Ha contado el drama que vivió con su primer hijo...

-En casa hemos pasado por momentos muy duros antes de tiempo. Fue mi primer hijo y su muerte me afectó profundamente.

-Y, sin embargo, tiene una actitud feliz ante la vida.

-No se puede tener otra. Es la única manera de enfrentarse al día a día. Mi madre decía que hasta las malas noticias tienen su parte buena.

-¿Es complicado vivir con usted?

-No es que sea difícil, es que yo he vivido muchísimos años de mi vida solo. Si tuviera que sumar las horas al día que he pasado en hoteles solo serían muchísimas. El día a día es fácil, pero tengo mis manías. Y le diré que soy un experto en todas las labores de la casa. Otra cosa es que las haga, pero si hay que hacerlas, se hacen.

-Es curioso, ahora su relación con Fabiola es estupenda.

-Siempre hemos tenido una relación fantástica porque se ha basado en el cariño, el respeto y en la admiración. A Fabiola la he admirado y la admiro de los pies a la cabeza y el cien por cien del tiempo.

Se ha comprometido con Venezuela. ¿Quizá si no hubiera estado casado con Fabiola no habría sido tan beligerante?

-Empecé muchos años antes de conocer a Fabiola. Es el país donde más he vivido y trabajado. Lo conozco mucho mejor que muchos venezolanos. Y por eso siento el drama que está viviendo.

-Ha dado su opinión a temas de actualidad que molestan a ciertos sectores.

-Le diré que en cualquier parte del mundo las opiniones siempre van a molestar a alguien. Me preguntan y contesto siempre porque ni tengo pelos en la lengua ni necesidad de callarme. No soy políticamente correcto y procuro no ofender a nadie, pero hay personas con la piel muy fina y ese no es mi problema.

-¿Son los mismos que le califican de machista?

-No me conocen. Y tengo que escuchar y leer tonterías. Por ejemplo Echenique y yo hemos mantenido conversaciones larguísimas.

-Para Pablo Iglesias es un referente en su Twitter.

-Te diré que yo creo en su buena fe en el sentido de que se cree lo que dice y además lo considera lo mejor para el país. Otra cosa es que yo crea que es acertado o no.

-¿Con que políticos se lleva realmente bien?

-Con Felipe González, con Pepe Bono, con Isabel Díaz-Ayuso, Juanma Moreno y con Alberto Díaz Feijóo que son amigos.

-Rafa Nadal decía que prefería pagar millones a Hacienda que vivir fuera. ¿Coincide con él?

-He demostrado que soy igual que él. Me volví de Estados Unidos porque no podía vivir fuera de España.