Gente

Así es el trabajo de Íñigo Onieva, novio de Tamara Falcó, en uno de los restaurantes más famosos de Madrid

Aunque es diseñador de coches, ha dirigido su trayectoria profesional por unos derroteros muy diferentes

Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán
Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de Felipe Cortina y Amelia Millán FOTO: UAT GTRES

Íñigo Onieva se ha convertido en uno de los nombres que más atención ha acaparado en los últimos meses en los medios de crónica social. Aunque ya era conocido entre las altas esferas de la sociedad madrileña, ha sido su relación con Tamara Falcó lo que ha hecho que su popularidad crezca como la espuma en este año de noviazgo con la marquesa de Griñón. En su día se dio a conocer de cara a la opinión pública que se había formado como diseñador de coches, sin embargo, en este momento ha dirigido su carrera profesional hacia unos derroteros muy diferentes.

Íñigo Onieva se ha incorporado al equipo de Tatel, un selecto restaurante sito en pleno corazón del madrileño Paseo de la Castellana que ofrece una variada carta de comida de alta cocina y cócteles para degustar acompañados de música en vivo, interpretada por talentosos artistas que hacen de cada noche una velada mágica. La pareja de Tamara Falcó ocupa el cargo de director de operaciones en el grupo Mabel Hospitality y sus funciones se centran en consolidar el local como uno de los pilares del ocio en la capital.

“Además, es el responsable del desarrollo de negocio y los contenidos de los proyectos de restauración, tanto a nivel nacional como internacional, con el objetivo de ofrecer las mejores propuestas en los diferentes conceptos del grupo, que destaca ya por su ambiente cosmopolita e internacional, su cuidada gastronomía -de inspiración mediterránea y basada en materias primas de la máxima calidad-, su apuesta por la cultura y el entertainment, y su excelente servicio”, cuentan a La Razón desde Mabel Hospitality.

Al parecer, Íñigo Onieva mantenía contacto con algunos socios del grupo y siempre se había sentido atraído por los exitosos proyectos que ha llevado a cabo, hasta que por fin decidió aventurarse a ser parte de la firma.

De hecho, Íñigo Onieva viene publicando imágenes de Tatel desde hace varias semanas, orgulloso de su vinculación con el restaurante.

Tamara Falcó suele acompañarle, disfrutando tanto de la presencia de su pareja como del exclusivo servicio que Tatel ofrece a todos sus clientes. La marquesa de Griñón no es la única estrella que se ha pasado por el mítico local, sino que otros tantos rostros conocidos también han elegido sus instalaciones para pasarlo en grande y disfrutar de una noche única y diferente.

Una pareja consolidada

El pasado mes de septiembre, Tamara Falcó e Íñigo Onieva celebraron su primer año de amor. La pareja parece de los más consolidada, a pesar de los rumores que circulan en algunos medios del corazón y que no dejan en buen lugar al empresario.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de unos amigos
Tamara Falcó e Íñigo Onieva en la boda de unos amigos FOTO: @ionieva Instagram

De momento, ninguna de esas habladurías se ha confirmado y la marquesa de Griñón parece no dar pábulo a esas voces que se empeñan en destruir su relación. Tanto es así que la hija del fallecido Carlos Falcó dejó caer que no le importaría pasar por el altar con Onieva en un futuro.